30 de octubre de 2018
30.10.2018
30/10/2018

Marcelino, esto es el Valencia CF y hay que ganar

Quiero creer que Marcelino no es bobo y trata esquivar el concepto crisis para que la crisis no se le cuele en el vestuario

30.10.2018 | 11:36
Marcelino, esto es el Valencia CF y hay que ganar

Marcelino dice que el Valencia CF no está en crisis y no estoy de acuerdo, pero le doy la razón en algunas cosas que dice, fundamentalmente en lo que tiene que ver con el sistema de juego. Si jugar con determinado sistema de juego garantizara las victorias, no habría diferentes sistemas de juego... El problema del Valencia con el gol no es del sistema, por más que a estas alturas ya deberíamos tener claro todos que con Marcelino de entrenador el Valencia CF nunca tendrá un juego ofensivo en estático muy sofisticado o de exquisita producción futbolística. Al final, lo de la crisis va a depender de qué entiende cada un por crisis, y casi estamos ante un problema semántico que admite diferentes criterios. En lo que no hay división de opiniones es que el Valencia debe ganar y que para ganar debe mejorar en ataque porque en defensa está bien.

Quiero creer que Marcelino no es bobo y trata esquivar el concepto crisis para que la crisis no se le cuele en el vestuario, pero sea crisis o no, ha de saber Marcelino que él es el entrenador del Valencia CF y que el bagaje del equipo a estas alturas es inaceptable. Entiendo que su discurso llegue a desesperar al personal pero está dicho y pensado para sus futbolistas, y echa mano del acto de fe para que no aumente la ansiedad dentro. Pero ocurre que hay más recetas para tener ordenado el vestuario y una es probar a poner a los que están mejor, o dicho de otra forma, dejar fuera a los que no están bien y no aprovechar sanciones, partidos de Copa o lesiones.

Hablo de tomar decisiones y que el vestuario vea que las toma. Hay veces que parece que Marcelino aprovecha que el Pisuerga pasa por Valladolid para probar un día sin Parejo y con Soler en el medio, y es un error, porque pone al futbolista en el centro de la diana. Marcelino lo ha convertido en debate de estado, cuando debería haberle dado normalidad.

De corazón

Cuando sonaba el teléfono y en la pantalla aparecía Paco Rius, ya sabías para qué era. Quería contarte algo que consideraba injusto y "en el SUPER tenéis que ayudar". No fallaba. Siempre lo mismo. Admito que algunas veces la petición llegaba a ser surrealista, pero eso es lo que lo hacía más grande, porque su pasión y cariño por los canteranos le llevaban a conjeturas insospechadas. Para Paco, defender a los chavales del Valencia CF siempre era lo primero y como lo hacía de corazón, jamás se le podía hacer un reproche por alocada que pareciera la empresa. Hacer las cosas de corazón es el legado de Paco Rius.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook