21 de febrero de 2019
21.02.2019
21/02/2019

¿Aplaudiría usted a Pedja Mijatovic?

¿Cómo recibirías a Mijatovic si estuviera en el partido de las leyendas?

21.02.2019 | 12:01
¿Aplaudiría usted a Pedja Mijatovic?

Es buena pregunta. ¿Cómo recibirías a Mijatovic si estuviera en el partido de las leyendas? No se crean que tengo una respuesta clara. Pedja fue quien me hizo bajar de 'la figuera'. Lo he contado alguna vez y lo cuento hoy de nuevo. Jamás olvidaré el día que supe a ciencia cierta que se iba al Real Madrid. Estaba con mis amigos en el bar de mi madre celebrando el repaso que le habíamos metido al FC Valors en Mestalla. Ganamos 4-1 y cambiaron a Pedja en el minuto 45 de la segunda parte y la ovación del estadio fue histórica y tan tremenda, que las televisiones le enfocaron y se pudo ver el gesto de agradecimiento del futbolista. Yo no paraba de hablar de Pedja y de esto y de lo otro, y que era la jornada 30 de Liga y podíamos ser campeones porque teníamos a Viola y a Poyatos, el jerezano, y bla, bla, bla... Pero mientras yo hablaba sin parar y dejaba volar mi imaginación de veinteañero flipado de la vida, uno de mis amigos estaba serio. Veníamos todos de Mestalla pero él estaba serio. Y el que estaba serio era precisamente el que trabajaba en la empresa de alguien que entonces era directivo del Valencia. Nos contaba noticias y cada cosa que decía la creíamos como si fueran las tablas de la ley de dios. «¿Qué te pasa?» le dije porque aquello no era normal. Me miró fijamente: «Carlos, Mijatovic se'n va al Real Madrid, lo que diuen es de veres...». Uf, solo de recordarlo para escribirlo se me vuelve a poner la piel de gallina. Me quedé frío, hueco, vacío. No entendía nada. ¿Cómo podía ser verdad que Pedja nos abandonara para irse al Real Madrid? ¡Si acabábamos de barrer al Barça y teníamos opciones de ganar la Liga! Y me miró de nuevo y me dijo que sí Carlos, «que se'n va al Madrid...». Y allí me quedé, junto a él, en una punta de la barra del bar, un sábado por la noche sin ganas de nada y mirando al vacío. Con el tiempo me doy cuenta de que en el fondo Pedja me dio una lección que sirve para muchos ámbitos de la vida; el dinero es el dinero, pero eso es una cosa y otra perdonarlo o incluso aplaudirlo. Eso sí, como el Centenario del Valencia CF está por encima de muchas cosas, antes de pitarle, haría como si no existiera... A partir de ahí, cada uno haga lo que considere que está en su derecho. PD: Todo esto de Pedja me ha venido bastante bien para no tener que escribir sobre Marcelino porque me ha dicho un amigo que entiende de fútbol que me he pasado un poco con el técnico y me ha hecho pensar. Al final hablar de Pedja y del Real Meseta es un comodín para ponerse de perfil...

Más opiniones de Carlos bosch.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook