01 de julio de 2019
01.07.2019
01/07/2019

El proyecto es Mateu Alemany

Mateu Alemany ha de soltarse la melena y torear entre lo que quiere el entrenador y lo que conviene al club

01.07.2019 | 14:03
El proyecto es Mateu Alemany

Mateu Alemany ha de soltarse la melena y torear entre lo que quiere el entrenador y lo que conviene al club» escribí hace una semana. Venía a decir que el caso Kang In Lee nos había permitido ver, desde la distancia, que en la sala de máquinas del Valencia CF hay diferencias entre lo que pide el entrenador y lo que cree el director general que conviene más. Días después, podemos dar algunas pinceladas más al respecto y hasta asegurar que de momento, parece que quien representa la voluntad del club es Mateu Alemany, y que la figura de Marcelino se limita a ser la de un entrenador que pide y pide. Eso no es necesariamente malo, de hecho es bastante habitual en un club de fútbol, y sobre todo sale a relucir en los periodos de fichajes. Hubo un Valencia CF que ganó una Liga y una UEFA y su entrenador en verano dijo «he pedido un sofá y me han traído una lámpara...». No te digo nada y te lo digo todo. Y hubo un Valencia CF que hizo de la voluntad de su entrenador casi voluntad de estado, hablo de Nuno tras las salidas de Salvo y Rufete. Repito, no es ni bueno ni malo, es cuestión de modelos. La clave es acertar, un buen modelo te ayuda a acertar más que un mal modelo, pero por encima de los modelos siempre está la capacidad de las personas. Da lo mismo el modelo si vendes a Otamendi y fichas a Aderllan Santos y a Abdennour como recambios. El tiempo nos ha dado cierta perspectiva, y ahora podemos interpretar mejor algunas cosas. El pasado jueves, cuando ya sabía que no iba a fichar a Denis Suárez, Mateu Alemany dijo a los periodistas presentes en las puertas de las oficinas del club, que Jason se va a quedar en el Valencia que para eso lo hemos fichado. Y yo soy demasiado mal pensado y él demasiado listo como para creer que es casualidad. Sobre todo porque fue la primera vez que el Valencia admitía que ha fichado a Jason a coste cero del Levante. Marcelino se había comprometido con Denis Suárez a ficharlo y Mateu no sabía cómo salir de ese 'marrón', pero una vez fichado Cheryshev y con Rafinha más cerca, le recuerda 'al mundo' que Jason, que casualmente se mueve por donde se mueve Denis, se queda. Me contaron que, reunido el consejo de administración, Benítez había pedido el fichaje de Birindelli, lateral derecho de la Juventus, pero como no había dinero, terminaron dándole la alternativa a un canterano llamado Garrido y se ganó la Liga de las lámparas y los sofás. La obligación de Mateu es darle una mejor plantilla a su entrenador, no darle todo lo que le pida. Para eso valgo yo.

Más opiniones de Carlos Bosch.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook