04 de septiembre de 2019
04.09.2019
04/09/2019

Rodrigo y el equipo del pueblo

Es normal que Simeone pida desesperadamente un delantero si solo tiene dos y que por ello Miguel Ángel Gil intentara a la desesperada fichar a Rodrigo sin dinero

04.09.2019 | 23:36
Rodrigo y el equipo del pueblo

Esto he leído en el Diaro As que escribe Matallanas, un periodista que me gusta bien poco pero del que dicen está bien informado del Atlético de Madrid y de la Federación Española: «El fichaje de Rodrigo Moreno era prioritario para Simeone, que considera que solo cuenta con dos delanteros: Morata y Diego Costa. En los últimos días de mercado, el entrenador ha presionado al club con insistencia para que fichara otro delantero. Pero Miguel Ángel Gil Marín no ha podido afrontar la operación porque si no salía un jugador el control financiero de LaLiga no le permitía mayor inversión en jugadores, porque la inversión neta (compras menos ventas) en jugadores entre la pasada temporada y esta supera los 160 millones de euros». Lo que cuenta Matallanas son los motivos por los que Miguel Ángel Gil propuso el pasado jueves al Valencia CF, en Mónaco, fichar a Rodrigo en calidad de cedido y pagarlo cuando tuviera dinero. Por lo tanto, o miente Matallanas, o mienten algunos en València que han dicho que quien promueve esa extraña operación es el presidente del Valencia CF.

Desde luego, a poco que apliques la lógica, es normal que Simeone pida desesperadamente un delantero si solo tiene dos y que por ello Miguel Ángel Gil intentara a la desesperada fichar a Rodrigo sin dinero -la jugada era redonda para él porque evitaba los problemas con el fair play y contentaba a su entrenador, que debe ser insistente, por decirlo de manera suave-. Y no es lógico que sea el presidente del Valencia CF quien propone una operación que luego tumba Peter Lim... Más que nada porque el presidente del Valencia CF, ni el director general tampoco, tenía potestad para proponer nada. Y sobre todo porque el presidente sabe que si Lim llegó a un acuerdo no se bajaría del burro. Fue el Atlético quien propuso la operación y Lim les dijo que no, y les recordó que cumplieran el pacto al que llegaron semanas atrás. El pacto de vender a Rodrigo por sesenta millones de euros sin tener el recambio claro o decidido a mitad de agosto te gustará o no te gustará, a mí no me gusta y lo veo una temeridad desde el punto de vista deportivo, pero quien se pasó de listo es el Atlético. El verano en el Valencia CF ha dado como para que critiquemos muchas cosas, pero esta precisamente no. Por otra parte, si no tenían dinero para fichar a Rodrigo, ¿para qué narices marean al jugador? A ver si eso también va a ser culpa del Valencia CF... Cada vez que escucho lo del equipo del pueblo me da la risa.

Más artículos de opinión de Carlos Bosch, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook