11 de octubre de 2019
11.10.2019
11/10/2019

Miguel Zorío nos debe a todos una explicación

La teoría de Miguel Zorío para comprarle el Valencia CF a Peter Lim es tan simple que no puede ser verdad...

11.10.2019 | 20:41
Miguel Zorío nos debe a todos una explicación

La teoría de Miguel Zorío para comprarle el Valencia CF a Peter Lim es tan simple que no puede ser verdad. Le he estado dando vueltas y he llegado a la conclusión que lo que quiere es hacer ruido, que se hable de Lim y del concepto 'vender' porque igual pasa algo y ahí estará él para salvar al poble de Mestalla. Desde luego que no es el único que espera agazapado mientras incita desde la sombra para que pase algo, pero él es más osado. Eso hay que aplaudírselo, el hombre no se corta un pelo. Pero lo que sabemos sobre su 'presunta oferta' incita a la desconfianza. No digo que él incite a la desconfianza, que eso ya depende de cada valencianista, digo que lo que propone no parece serio y tiene muchas lagunas. Para empezar, una frase que define su intención de compra: «No quiero quitarle ni un euro pero tampoco darle ni uno». Está diciendo que no quiere comprar en buena lid, que no quiere hacer una oferta y negociar, está diciendo que quiere atosigar a Peter Lim -y para ello ya tiene aliados- y si se acobarda, pasa a la acción. Si de verdad quieres comprar algo en buena lid, asumes como posibilidad que el vendedor puede ganar dinero. Que lo gane o no depende de la oferta y la demanda y de la negociación en sí misma. Lo otro es querer comprar en plan liquidador. ¿Quiere comprar Zorío el Valencia CF en plan liquidador? Si es así, ¿hasta cuándo está dispuesto a apretar para que le salga un buen precio de compra? ¿Hasta cuándo está dispuesto a 'liquidar'? Otra cuestión. Dice que le ha ofrecido a Lim 150 millones de euros y que le ofreció 150 millones de euros más después de hacer una auditoría del club. Nadie pone dinero en mano para comprar algo sin antes hacer una auditoría. Lo que yo haría es decirle al dueño de lo que quiero comprar que ponga el precio, y después que me permita hacer una auditoría para ver posibles contingencias -es decir, comprobar si el piso tiene cargas-, y ver si el precio es razonable teniendo en cuenta todas las variables. Y a partir de ahí, hacer una oferta. En el tercero se sale: Quiere comprar el piso sin dinero, le dice al dueño que se lo venda y que se lo pagará cuando venda los muebles. El plan de Zorío es que el vendedor le financie la compra al comprador con aquello que el vendedor le vende al comprador. Si quieres comprar un piso tienes que tener dinero, lo demás es Marear. Como lo de la parte contratante de la primera parte de los hermanos Marx en Una noche en la ópera o Pepe Isbert en Bienvenido Mister Marshall de Berlanga, «como alcalde vuestro que soy, os debo una explicación, y esa explicacion...».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook