27 de febrero de 2020
27.02.2020
28/02/2020

Ahora la confianza es vital

Lo primero que tiene que arreglar Celades es lo anímico

27.02.2020 | 23:26
Ahora la confianza es vital

Todos tenemos muy claro que con reuniones, cenas, bodas y comuniones no se ganan partidos y que en el fútbol donde hay que hablar es en el campo, pero si trato de hacer un diagnóstico de lo que le pasa al Valencia CF, he de decirles que el primer paso para la solución de los problemas que tiene este equipo, está en hablar. Supongo que en todos los equipos que tengan problemas lo primero que se ha de hacer es hablar, pero pasa que estamos hablando del Valencia CF.

Y ahora mismo el gran problema que tiene el Valencia CF es anímico. Las lesiones y el cansancio influyen, lógicamente, pero el asunto está en que en el último partido que jugaron duraron quince minutos y cuando el rival hizo el segundo gol en la última jugada del primer tiempo, se dieron por rendidos y no saltaron al segundo tiempo con el ánimo de remontar. Salieron derrotados. Y puedes tener mejores o peores jugadores, mejor o peor entrenador, experto o inexperto, barraquero o de toque, pero si los futbolistas han perdido la confianza y la autoestima, estás muerto. Caput. La mejor manera de ganar en confianza es ganar, en el fondo en el fútbol todo se reduce a ganar, pero no seré yo quien critique a los futbolistas por reunirse y hablar para poner el foco en el partido con el Betis.

La frontera entre la falta de confianza y la duda es tan pequeña, que es humano pensar que tal vez lo que propone el entrenador no es lo idóneo y que tal vez se esté equivocando. Por eso digo que el gran problema es anímico. No se trata de que lo que propone Celades sea mejor o peor, se trata de que cuando entras en barrena todo se cuestiona. Todo. Dicho esto, me ratifico en que el entrenador del Valencia CF tiene que hacer algo, no puede ser que tu equipo se desangre y tú no cambies nada o peor, parezca que no cambias nada. Lo que sea, pero algo nuevo, diferente. ¿Qué le puede pasar, que vuelva a perder?

Más opiniones de Carlos Bosch

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook