24 de septiembre de 2020
24.09.2020
Superdeporte
25/09/2020

No he visto jugar a Capoue en mi vida pero...

Si Peter Lim no acepta hacer el esfuerzo por el jugador francés, es como si le diera lo mismo que el Valencia CF termine el décimo

24.09.2020 | 21:31
No he visto jugar a Capoue en mi vida pero...

No he visto jugar a Capoue en mi vida. Me alcanza para saber que es un pivote defensivo y fuerte físicamente y que es, junto a un defensa central -o dos-, lo que necesita el Valencia CF de Javi Gracia. No hay más que repasar los cuatro goles que ha encajado en los dos partidos que ha jugado de Liga. Pero no, no he visto jugar a Capoue. Aunque me sobra para decir que me gusta mucho que un futbolista se moje como se está mojando él para fichar por el Valencia CF. Entre otras cosas, en los seis años que lleva como máximo accionista del club de Mestalla Peter Lim parece no haber aprendido que no es lo mismo hacer un equipo de fútbol que coleccionar futbolistas, y que el estilo bróker está bien porque todos los equipos del fútbol del mundo intentan fichar barato y vender caro, pero que no sirve como modelo único si de los que se trata es de hacer un equipo competitivo. Ni todos los jugadores ni todos los fichajes pueden ser prometedores futbolistas... a no ser que te dé lo mismo si el equipo complace a los aficionados. Ya no se trata de poner en tela de juicio la capacidad de Lim para hacer un equipo que colme las aspiraciones de los valencianistas, ahora estamos poniendo en duda si tiene la intención, porque se supone que se convirtió en máximo accionista del Valencia CF para hacer un buen equipo.

Ahora tenemos que la realidad es que Anil Murthy quiere complacer al entrenador, quiere ficharle a Capoue, pero quien tiene que dar el visto bueno es Peter Lim. Es lo que hay. Por eso he dicho infinidad de veces que es muy difícil ser ejecutivo del Valencia CF mientras Lim es su máximo accionista. Son ya muchos los que han salido del club y todos lo han hecho con un denominador común: se han marchado acobardados. Si Lim no es capaz de entender que por mucho miedo que le tenga al Covid y sus consecuencias económicas, el equipo necesita un pivote defensivo y que el entrenador quiere a Capoue, y no abre la mano para hacer un esfuerzo por el francés, estará condenándose a sí mismo. Fichar un pivote y un central, o dos, supone dejar de ser un equipo más y darle herramientas a Gracia para montar un equipo majo con el que la afición se pueda identificar e ilusionarse cada domingo, si me permiten el atrevimiento. No se trata de invertir decenas de millones, estamos hablando de la diferencia entre tener voluntad o no tenerla, no hacer el esfuerzo por Capoue es como decir que te da lo mismo si esta temporada el Valencia CF termina el décimo en la tabla. Es mucho más que pagar por la cesión de un jugador de 32 años. Ya sabemos que Meriton ha perdido la capacidad de seducir a los aficionados, pero no fichar a Capoue una vez se ha puesto tan a tiro es como decir que les da lo mismo seducir o enfadar al personal. Poca broma con esto.

Puedes leer más opiniones de Carlos Bosch en este enlace.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook