02 de junio de 2020
02.06.2020
Superdeporte
DESESCALADA

Cita previa y 200 en cada salida, así volverán las carreras populares

La RFEA da una serie de recomendaciones a los organizadores de eventos para su vuelta en los tiempos del COVID-19

02.06.2020 | 20:09
Corredores en la salida de una carrera popular en Valencia

Es la pregunta del millón que se hacen miles y miles de corredores en España y en muchas partes del mundo. ¿Cuándo volverán las carreras populares? Y sobre todo, ¿en qué condiciones volverán? Mientras siguen proliferando múltiples iniciativas virtuales en esta desescalada, que sirven para matar el gusanillo y mostrar también el lado más solidario, los corredores siguen entrenando ya sin franjas horarias ni limitaciones de movilidad dentro de la provincia en esta fase 2 en la que se encuentra toda la Comunitat Valenciana, aunque con la distancia obligada de dos metros o más entre personas para evitar contagios. Lejos, muy lejos, de aquellas imágenes de carreras multitudinarias que, salvo sorpresa, parece que aún tardaremos en volver a ver. 

Con todas las carreras y competiciones en ruta suspendidas desde mediados del mes de marzo, y con el mes de septiembre como la época en la que se podrían retomar algunas de las pruebas que han sido aplazadas para esas fechas, la Real Federación Española de Atletismo (RFEA) ha publicado una "Guía de actuación y de recomendaciones para la organización de competiciones" para ir aclarando un poco este regreso. 

Son una serie de primeros pasos, "un documento vivo" que la propia federación reconoce que pueden ir cambiando en función de la evolución de la pandemia, pero que suponen un soplo de aire fresco y de oxígeno no solo para organizadores sino también para los participantes, que esperan ansiosos el momento de ponerse de nuevo un dorsal y situarse en una línea de salida.

Pero ya nada será como antes en esta nueva normalidad o nueva realidad a la que nos ha abocado la COVID-19 mientras no haya vacuna o terapia médica contra la enfermedad causada por el coronavirus. El documento federativo, de 81 páginas, dedica buena parte de ellas a las carreras en ruta, y otra parte a los eventos atléticos en pista, aportando una serie de medidas y recomendaciones para su celebración, por encima de las cuales siempre estarán las que establezcan las autoridades competentes en cada una de las fases de la vuelta a la normalidad.

La guía está basada en las directrices de la OMS para organizar "reuniones masivas" y en el documento del Consejo Superior de Deportes sobre el "protocolo básico de actuación para la vuelta a los entrenamientos y el reinicio de las competiciones federadas y profesionales".

A continuación reproducimos un amplio extracto de la guía publicada por la RFEA con algunos de los aspectos más interesantes en relación a las carreras populares de ruta y de montaña. 

Medidas específicas para competiciones de ruta y carreras de montaña

Tras unos apuntes generales y las medidas específicas para competiciones de pista, la guía de la RFEA agrupa en un amplio apartado las competiciones de ruta, marcha en ruta, trail-running y campo a través.

Como normas generales, se advierte que es necesario el uso de mascarillas y guantes desechables antes y después de cada carrera, y entre atletas y jueces se realizará contacto verbal siempre a dos metros de distancia.

La recogida de dorsales y bolsas del corredor se realizará con un sistema de cita previa escalonada, y en la preparación de las bolsas habrá que adoptar todas las medidas de distanciamiento, higiene y protección de la salud. Asimismo, recomienda incluir solo materiales esenciales para la competición, y reducir el embalaje tanto como sea posible. La camiseta tendrá que venir embalada de fábrica, y no se permitirán cambios ni pruebas de las prendas.

El organizador debe establecer tiempos de entrega de recogida por cada franja horaria específica de acuerdo con el número de dorsal u orden alfabético de los atletas. Y el intervalo de tiempo debe calcularse de acuerdo con el tamaño de la carpa / sala, el número de atletas y el número de puntos de entrega. Se recomienda que sea un espacio abierto (con cubierta pero sin paredes) y lo más amplio posible.

No se permitirá la recogida de dorsales por una persona no inscrita, excepto por el delegado del club previamente autorizado. Y en cualquiera de los casos, se mantendrá la distancia social recomendada en la cola de entrega de dorsales, si es necesario con marcas en el suelo. A ser posible, se habilitarán sistemas electrónicos de entrega de dorsales para minimizar la interacción con papeles. En el caso de que se entreguen chips, estos deberán ser desinfectados. Y los mostradores tendrán mamparas transparentes y la sala estará equipada con dispensadores de gel o solución hidro-alcohólica y toallitas desechables.

Feria del corredor

En el caso de expositores, ferias del corredor y zona expo, cada organizador debe valorar la conveniencia e idoneidad. Se debe extremar todas las medidas preventivas y será obligatorio el uso de mascarillas y guantes para visitantes, expositores y personal, incluyendo voluntarios. Se planificará el turno de las visitas, con flujos unidireccionales y controles de acceso, y se exige limpieza permanente del recinto, en el que se aumentarán los espacios entre expositores.

Zona de salida

La guía se extiende un poco más en las recomendaciones para el momento de la salida, aquel en el que los atletas se agolpan detrás de la línea en una marea humana que ahora no será posible. Las siguientes son las pautas que da la RFEA para lanzar las carreras a partir de ahora:

Se recomienda que en todas las competiciones de ruta, marcha y trail-running se implemente un sistema de salidas múltiples o separadas con la provisión de un área de espera para los atletas respetando el distanciamiento social.

El orden y la hora de inicio debe ser determinado por el organizador, situando primero y de forma progresiva a los atletas con mejor tiempo.

A todos los atletas en espera se les aconsejará mantenerse alejados del área de inicio hasta el momento de su salida.

Se recomienda el uso de cajones con el criterio de distribución que considere el organizador.

Se deberán dar intervalos de tiempo exactos a todos los atletas y no se les permitirá alinearse fuera de estos tiempos. Habrá una identificación clara de las distintas posiciones de salida.

Máximo 200 atletas por salida

Solo se permitirán competiciones para un máximo de 200 atletas en cada salida, siempre que se garantice la distancia de 1 a 2 metros entre atletas en la salida. Este número vendrá determinado por el máximo número de atletas que se puedan colocar en línea en una salida respetando las distancias especificadas.

Si el número de atletas es superior a 200, deben establecerse tandas de salida con un mínimo de 5/10 minutos entre cada salida.

Se recomienda organizar las salidas por categorías/grupos de edad, equilibrando esos 200 atletas cada 5/10 minutos. Las distancias entre filas serán de, al menos, 2 metros.

Independientemente de lo anterior, la organización deberá ajustar los tiempos entre cada salida en función de la distancia que tenga el recorrido, el diseño del mismo (considerando especialmente las zonas de menor amplitud) y el espacio mínimo requerido entre los participantes en ese tramo. De la misma forma, si la salida se ha realizado por el sistema de cajones referenciados a los tiempos finales estimados, se aconseja que la organización realice la salida de forma escalonada en función del número de participantes en cada cajón y de los espacios y distancias interpersonales mínimas requeridas en las zonas de menor amplitud.

Se recomienda que el proceso de presentación de los deportistas se reduzca lo máximo posible; y en el caso de relevos, se recomienda presentar únicamente al primer integrante de cada equipo. El objetivo es reducir el tiempo que los deportistas puedan estar expuestos.

Avituallamientos

Otro punto clave son las zonas de avituallamiento durante el recorrido, que deberán funcionar de acuerdo con los planes existentes con la provisión de voluntarios adicionales.

Se recomienda no disponer avituallamientos en distancias de carreras menores a 5 km. Y todas las zonas de avituallamiento en el recorrido de la carrera deben operar con un formato de autoservicio, evitando el contacto en la entrega de botellas, vasos y resto de productos.

Se debe asignar un equipo diferente de voluntarios que atiende a los atletas y un equipo diferente para la recogida de residuos. Además, se contempla la posibilidad de utilizar dispensadores y vaporizadores con soluciones desinfectantes en los avituallamientos a disposición de los corredores.

Se recomienda encarecidamente a todos los voluntarios que usen mascarillas y guantes desechables.
Y para minimizar el riesgo de aglomeraciones en las zonas de avituallamiento la longitud de la zona de avituallamiento debe aumentarse para facilitar que no haya aglomeraciones.

Para cualquier otra distancia, solo se deben proporcionar alimentos envasados. La gestión de los alimentos debe seguir las disposiciones de higiene establecidas por las autoridades sanitarias locales.

Zona de meta

La guía de la RFEA recomienda que no haya cinta de meta, o que esta sea desechable para cada llegada, así como la obligación de incrementar a 20 metros la distancia entre el arco de meta y la zona de medios de comunicación.

No se permitirá el acceso de otros deportistas que hayan finalizado a la zona de meta, como es el caso de competiciones de relevos. Debe existir un acceso directo al área médica. Los deportistas abandonarán la zona de meta, recogerán su avituallamiento y se dirigirán a una zona abierta. Y en el caso de que la participación o la duración del evento sea mayor, se recomienda que el avituallamiento esté en un espacio abierto, lo mas alejado posible de la zona de meta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook