16 de febrero de 2012
16.02.2012
VICENTE BAU

Di Stéfano jamás sería del Stoke

Bronco, a pelotazo limpio, mucho juego aéreo... el Stoke es fútbol primitivo en estado puro, justo lo que no quería Di Stéfano.

16.02.2012 | 16:10

El partido de esta noche del Valencia tiene trampa. Da la impresión de que por estos pagos no le tenemos a la escuadra inglesa el respeto que se merece. Es decir, no sé muy bien por qué encaramos nuestro debut en la Europita League con el cartel de favoritos.Y eso es un error mayúsculo. A doble partido lo de la teórica superioridad queda difuminado. ¿Ejemplos? Recuerden el Guadix-Valencia de Copa o el ´Alcorconazo´ que sufrió el Real Madrid. Así pues, respetemos al Stoke y pongámonos el mono de faena. Es el único camino para convertir la teórica superioridad del Valencia en un hecho real.

Un equipo galáctico
El Stoke juega un fútbol primitivo, muy británico, con un balón que corre de un área a otra sin apenas ´mecerse´ por el centro del campo y siempre recurriendo a los balones aéreos buscando el remate de cabeza de sus dos torres de vanguardia. El Stoke es, de alguna forma, un equipo galáctico. No tanto por las estrellas que componen su plantilla —pocas o ninguna— como por su manía de mandar el balón permanentemente a la estratosfera.

Anti Di Stéfano
¿Cómo  podríamos definir el juego del Stoke? Pues muy fácil. El Stoke es el anti Alfredo di Stéfano. ¿La razón? Pues miren, lean atentamente este diálogo de Don Alfredo con sus jugadores y lo entenderán: «¿Ché —preguntaba Di Stéfano gritando a sus jugadores—, el balón de que está hecho?». De cuero, respondían sus ´súbditos´. «¿Y el cuero de dónde sale?». De la vaca, míster, de la vaca, respondía la plantilla. «¿Y la vaca qué come?», interrogaba La Saeta. Pues hierba, contestaban. «¡Pues echen el balón al pasto!»...

Juego rasito
Di Stéfano —que no es sólo gloria viva del madridismo, también tiene alma valencianista— dejó bien claro con cuatro gritos que al fútbol se juega raseando el balón, que el pelotazo y tente tieso es otra cosa. Por eso, por su concepto y su forma de entender el fútbol, Di Stéfano jamás podría haber sido entrenador del Stoke. Estos, los del Stoke, lo de jugar el balón por el pasto no lo tienen muy bien asimilado. Si Di Stéfano fuera su entrenador hoy ante el Valencia, jugarían sus juveniles. ¡Bueno era Don Alfredo echando broncas!

El regreso de Guaita
El Valencia tiene dos buenos porteros... cada uno con sus cualidades, pero ambos igual de contrastados. Ahora bien, sabiendo que jugamos contra los ´bombeadores´ ingleses lo coherente es que la portería la ocupe el portero que mejor maneja el juego aéreo. ¿Y ese quién es? Pues sin duda alguna Vicent Guaita. En esto, en lo de defender su área de balones procedentes de la estratosfera, Guaita es superior a Alves.

¿Ensayo?
¿Forzó Emery el regreso de Guaita ante el Sporting para probarle de cara al compromiso de esta noche? Yo creo que sí. Y la jugada le salió bien. Guaita demostró que es un Mazinger Z bajo palos. Lo suyo es eso de «¡puños fuera!». En varios centros de los asturianos desde las bandas Guaita despejó con absoluta solvencia. Y Alves, siendo bueno, se pierde una pizca en el juego bombeado... es más de estar bajo palos.

Un buen resultado
Miren, dejémonos de chorradas y de favoritismo. Hoy no es obligatorio ganar... bueno, si ganamos mejor, pero si no lo hacemos no quememos la falla. ¿Cuál sería un buen resultado? Pues miren, al margen de la victoria, un empatito a uno sería un excelente resultado pensando en el partido de vuelta. Empate a cero tampoco está mal... pero siempre es bueno en estos enfrentamientos a doble partido marcar un golito fuera de casa. Y yo creo que si echamos esta noche el balón al pasto podemos estar tranquilos de cara al partido de vuelta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

síguenos cada día en... 

Enlaces recomendados: Premios Cine