25 de febrero de 2012
25.02.2012
JUAN M. DOMÉNECH

No hay tiempo para lamentos

Perasovic no se queja por la bajas, pide esfuerzo y mejora

25.02.2012 | 16:17

M ucho ha cambiado la historia en el Valencia Basket a nivel deportivo, aunque el equipo todavía ni juegue bien ni divierta al público, pero es evidente que Perasovic ha variado las formas de entrenamientos, hábitos de los jugadores, sistemas de juego y hasta sus declaraciones aportan algo, huyendo de la excusas y obviedades. El equipo está en el camino, aunque no podemos olvidar que se ha perdido más de media temporada y una Copa del Rey.

Sin lloriqueos
Peras lo ha dejado claro. Es cierto que ha habido lesiones y que ahora se padece una plaga de gripe, pero no hay tiempo para lamentos, esto lo deben sacar los que estén bien, asumiendo su papel y tirando para adelante. Nos hemos pasado media temporada escuchando lloriqueos, cuando de lo que hay que hablar en este club es de trabajar más y esforzarse —ya saben, lo de la Cultura— para mejorar en todos los aspectos, facetas y áreas.

Todos implicados
Rafa Martínez ya declaró, en un deliciosa entrevista en SUPER de mi compañero Fran Escudero, que en el vestuario faltaba la unión de otros años. Verdad. Y con esto no se estaba reflejando un problema grave ni la existencia de enfrentamientos, como algún correveidile pensó al leer el reportaje, al estar más preocupado de que al jefe no le lleguen los problemas que de trabajar. El capitán sólo pidió más cultura del esfuerzo, trabajo y mejora, como el entrenador. De momento, resulta curioso que con Paco Olmos los entrenamientos voluntarios de tiro tenían poco éxito mientras que con Perasovic ningún jugador se los pierde. Será porque con Peras, un excelso tirador, se aprende más; o porque es más divertido; o simplemente porque existe implicación.

Brotes verdes
El equipo, como dijo su entrenador tras el partido del pasado martes ante el patético Gravelines, todavía ni juega perfecto ni practica un basket fluido y atractivo, pero se está en el camino. De momento se ha logrado mejorar mucho atrás, desde donde se construye un equipo de baloncesto. Desde la defensa se crece. Los jugadores tienen muchos conceptos nuevos y, como por ejemplo a veces le pasa a Markovic, parecen andar perdidos y sin conocer los sistemas, pero poco a poco todo llegará. Hay plantilla de sobra para ganar la Eurocup y entrar en el play off de la ACB a competir. Apostemos.

twitter.com/juanmadomenech

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

síguenos cada día en...