01 de octubre de 2017
01.10.2017
01/10/2017

Tarde de Clásico

Mientras ahí fuera se lía, aquí al solete del veranillo de San Miguel

08.10.2017 | 14:43
Tarde de Clásico

Con la que está cayendo ahí fuera, qué tranquilitos estamos aquí. Ya no me refiero ni tan siquiera a la situación política en nuestro país, o a la que están liando el americano y el norcoreano, sino al Planeta Fútbol. Ancelotti estaba un día tomando cerveza con Rummenigge, y al día siguiente con las maletas en la puerta. Míchel anda a trompicones en el Málaga, a pocos kilómetros el Villarreal destituye a Fran Escribá, la UD Las Palmas anuncia a Ayestarán, nada menos, tras el mutis por el foro de Manolo Márquez. Mientras, aquí estamos al solete del veranillo de San Miguel, dispuestos a recibir a un Athletic Club herido. Tras el gran triunfo en Anoeta, del que no hemos hablado suficientemente pero que nos coloca en el pedestal de la bolita de Champions, llega el momento de dar la talla ante uno de los rivales más difíciles.

Empatía

Antaño, la gesta de los leones de sólo contar con efectivos de la tierra era bonita. Hoy, es sencillamente única. Y la razón de que, en estos tiempos de globalización post-ley Bosman, mercadeo de multinacionales y fondos de inversión, pérdida de raíces y señas de identidad, los de Bilbao gocen cada vez más de la simpatía y apoyo de los seguidores románticos del fútbol, independientemente de que sean de otro equipo. Todos los que amamos este deporte antes de que se convirtiera en lo que es, deberíamos tener motivos para sentir sana empatía por el Athletic Club (menos si eres realista, claro). Este partido es tan clásico o más que a lo que se llama ´clásico´. ¡Clásico, no sólo hay uno! Y tenemos que ganar, que luego viene parón liguero, y es mejor colgarse en la tela de araña de la clasificación Champions. Como dice Marcelino, no podemos confiarnos.

Plan

Llegan tocados, porque los ucranianos del Zorya Lugansk les dieron para el pelo en Europa esta semana, hasta tal punto que la afición rojiblanca silbó a los suyos en San Mamés, algo insólito. Además, han perdido a Muniain para varios meses, con grave lesión. ¿Qué hacemos para suplir a Kondogbia, nuestra gran baja? ¿Soler junto a Parejo, y Andreas y Guedes en bandas? Tiene toda la pinta, La otra opción sería Maksimovic, pero si hay alguien que se está destacando por ser la excepción al plan de rotaciones e imprescindibilidad de Marcelino?es él. Es joven, cierto, pero no más que muchos a su alrededor. Por lo que sea, el míster lo ve menos listo en estos momentos para darle mayores responsabilidades, y prefiere otras combinaciones. Pero le auguro minutos. El partido de hoy no es para esconderse, no es para irregularidades. Es para darlo todo.

¡Zaragoza!

La semana nos ha dejado un cruce bello de Copa contra el Zaragoza. Otro clásico, del que los nuevos tiempos nos han privado, porque los puestos históricos en Primera de muchos de los equipos de hoy en Segunda los ocupan ahora otros mejor gestionados. Los últimos cruces no fueron para nosotros, dado que palmamos en la semifinal de Copa 92/93 y en la Supercopa de 2004. Pero otros tiempos corren, y ese es uno de los viajes bonitos, si se dispone de tiempo, porque La Romareda es un campo mítico, y la ciudad es maravillosa. A la gente joven le dará igual, pero los aficionados talluditos estamos muy ilusionados con el cruce. Con Zaragoza siempre ha habido un sentimiento de empatía también. Estas cosas son muy personales, claro, pero al final se trata de ciertos retornos que traen recuerdos de épocas pasadas, no necesariamente mejores, pero que conforta recordar.

¡Rodrigo!

Y a todo esto, la llamada de la Selección. ¿Qué me dicen de Rodrigo? Nos hemos quedado con cara de alucine, más de uno. Estábamos clamando la llamada de Parejo, y nos ha pillado a pie cambiado. Yo, por mi parte, estoy sorprendido, y me la como con patatas. He sido crítico en varias ocasiones con Rodrigo en el campo, pero está claro que el jugador convence a los entrenadores, y hay que reconocer que está en racha. Y Lopetegui parece ser más práctico que algunos de sus predecesores. No se casa con demasiada gente. Quizá sorprende la sistemática llamada de Pedro, por poner un ejemplo, pero en general va a lo que va. Está demostrando que, si alguien está fino y marca goles, va a ser convocado, por encima de nombres y jugadores fetiche.

Tardecita

Porque los goles son maná y Rodrigo lleva esas alforjas, ahora. Chapeau. Él será nuestro hombre en la Roja, y estoy convencido de que, si seguimos por este camino y acaba el Valencia CF en Champions, se unirán a él dos o tres nombres más de los nuestros. Carlos Soler y Lato están a tope con la Sub-21. Nos van bien las cosas. Definitivamente, hoy es un día para celebrarlo con una alegría. Contra los leones, en Mestalla. A las seis y media de la tarde, vamos, sin experimentos horarios. Da tiempo para playita, cervecita, paellita, siestecita, cafecito y caliqueño. Por cierto, Guedes se va con Portugal y le quita el sitio a Nani, que aún no ha debutado con la Lazio. Al final, no estamos tan locos, ¿no?


Más opiniones de colaboradores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

síguenos cada día en... 

Enlaces recomendados: Premios Cine