08 de febrero de 2018
08.02.2018
08/02/2018

Hoy es un día especial

El Valencia se juega más que una eliminatoria contra el Barcelona

15.02.2018 | 12:38
Hoy es un día especial

No le den más vueltas. Hoy es un día muy especial para el Valencia CF. Se juega mucho o casi todo. Y el partido es francamente complicado. Ahora bien, la realidad no engaña a nadie y lo de hoy puede ser un punto de partida o un punto de ansiedad tremendo para este Valencia que comienza a construirse de la mano de Alemany. El asunto es que obviamente el Valencia no es el favorito para el partido de esta noche o para ser más exactos no es en absoluto el favorito para toda la España futbolera. Y eso lo debemos cambiar de forma urgente si queremos seguir siendo un equipo en plena fase de construcción. Nos jugamos de alguna forma todo el trabajo de Alemany y su toque de conciencia para poner el punto y final a la mala estructura que nos ha aportado Peter Lim desde que desembarcó en el Valencia.

Eliminar hoy al Barça puede ser un punto de partida vital para un club que en estos momentos se está rehaciendo pero que lleva cinco derrotas seguidas si contamos las tres de Liga y las dos últimas de Copa del Rey. Así las cosas el Valencia necesita reaccionar y empezar a demostrar a todo el mundo que el cambio no solo ha sido flor de un día sino que tiene pinta de perdurar en el tiempo a partir de esta noche. Si el Valencia elimina al Barça, algo que resulta complicado de creer pero que todo es posible, comenzará a construir un futuro repleto de optimismo. Y eso es lo que necesita el Valencia CF.

Necesita un cambio radical que se está comenzando a realizar a partir de este año pero esta eliminatoria ante el Barça puede marcar un antes y un después en el camino de este nuevo Valencia de la mano de Marcelino. Nos jugamos mucho más que una eliminatoria importante ante un equipo hasta ahora casi imposible de batir. No solo pasar a la gran final de un gran torneo y volver a pelear por un título. Significaría romper con las cinco derrotas seguidas que acumula ahora mismo el Valencia, sonreir y mantener la fe en un proyecto con muy buena pinta de cara al futuro. ¿La derrota? Nadie quiere pensar ahora en ello, hay que jugar, pero habría que encajar el golpe y centrarse en luchar por estar en la Liga de Campeones la próxima temporada, que no parece tampoco un camino fácil.

El apoyo de la gente
Miren, lo que sí tengo claro es que la gente está con el equipo y pese a la patética gestión en la venta de entradas por parte del club habrá una gran entrada y se espera una campaña de animación de esas que se te quedan grabadas de por vida. Y sí, yo soy uno más de esos que estarán con tiempo suficiente en la puerta del coliseo de Mestalla para dar apoyo a los suyos y para sentir que la gesta aún es posible aunque se trate de este casi invencible Barcelona. El apoyo del personal es vital para un partido de este tipo y yo estoy convencido que será un espectáculo de esos que impregnan el alma solo con verlo. Los jugadores pueden tener o no una prima especial por llegar a la gran final. Ahora bien, el apoyo del personal, ese apoyo seguro e ilusionante, será como una prima extra de emoción antes de jugar el encuentro.

Y lo de Suárez
Miren, todos tenemos claro que el delantero del Barça no debería estar en Mestalla por acumulación de amonestaciones, pero estará. Yo solo espero que sea abroncado desde el minuto uno y que sienta la presión de nuestra afición. Él y el árbitro.

Más artículos de opinión de Vicente Bau, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

síguenos cada día en... 

Enlaces recomendados: Premios Cine