21 de febrero de 2018
21.02.2018
21/02/2018

La presencia de Murillo es muy positiva

El Valencia tiene una escalada importante por delante si quiere acabar en puestos Champions

24.02.2018 | 11:39
La presencia de Murillo es muy positiva

El Valencia tiene una escalada importante por delante si quiere acabar en puestos Champions. Y todo parece que funciona más o menos correctamente menos la línea defensiva, que hace agua por todas partes. El equipo, eso es obvio, se encuentra en una posición ideal para clasificarse al final en puestos nobles y si lo comparamos con años atrás la diferencia es todavía más contundente. Quiero decir: el Valencia de la mano de Alemany y Marcelino ha dado un salto de calidad y normalidad importante. Ahora bien, dando por hecho que ese salto de calidad es una realidad y que hoy nos encontramos en una posición que hace nada ni siquiera hubiéramos soñado, también llega el momento de hacer balance y en pensar en qué cosas el Valencia actual debe mejorar de forma inequívoca. Y por ahí yo pienso en nuestra defensa y en la cantidad de goles que nos marcan partido tras partido.

El Valencia CF, por poner un ejemplo, lleva más goles encajados que el Getafe o el Leganés, y especialmente ofrece una imagen de retaguardia poco consistente. Y ahora regreso al titular de este artículo. La vuelta de Murillo o el regreso de Murillo a la zaga valencianista es una buena noticia aunque el futbolista todavía no esté al cien por cien de lo que puede dar. Con Murillo gana el Valencia en solidez pero todavía le faltan matices para hacer de la zaga una línea realmente eficaz pensando en el futuro. Miren, en el lateral diestro está Vezo, que bastante hace con jugar en esa posición pese a no ser un especialista ni estar preparado para actuar en esa posición. Lo cierto es que, por lo que ya se ve de una manera bastante clara, Marcelino no confía ni en Monoya ni en ningún jugador de la cantera para cubrir esa plaza. Y por ahí andamos muy justitos. En el centro de la zaga hemos tenido muchas lesiones, incluso seguimos teniendo, y no hay forma de que cualquiera que juegue en el once titular ofrezca la seguridad que debe tener un tercer clasificado en La Liga. Por eso el regreso de Murillo es importante y esperemos que el Valencia con él recupere un nivel aceptable en su línea defensiva. El objetivo es claro: menos goles en contra y menos goles que nazcan directamente de algún centro desde la esquina o corner del equipo contrario. Por ahí tenemos que ganar en contundencia y por ahí se hace realmente importante la vuelta de Murillo al once titular.

Jeison Murillo no es sólo un buen defensa. No lo cito como si se tratara de una especie de nuevo Otamendi, no, aunque lo que necesita el Valencia en la defensa es precisamente eso, un futbolista que ofrezca un nivel superior como en su día el argentino, pero la realidad es que ahora mismo no lo tenemos y quizá lo más parecido sea un Murillo al cien por cien en cuanto deje atrás todas las molestias y coja el ritmo de competición. Es mi apuesta para poner un poquito de orden y contundencia en la defensa.

Más artículos de opinión de Vicente Bau, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

síguenos cada día en... 

Enlaces recomendados: Premios Cine