02 de septiembre de 2018
02.09.2018
02/09/2018

La ilusión por Guedes, los números y el perfil del oyente de radio

No es bueno señalar a los valencianistas por su edad, formación o por su educación

02.09.2018 | 16:41
La ilusión por Guedes, los números y el perfil del oyente de radio

La semana pasada escribía que lo de Guedes resultó que no era humo porque Lim venía para cerrarlo y no nos equivocamos, viajó hasta Córcega para rematar el fichaje más importante de la historia del Valencia CF. Puede sonar prepotente pero la realidad es que solo los oyentes de Tribuna Deportiva y los lectores de Superdeporte han ido sabiendo de verdad y con todo lujo de detalles como se ha fraguado este fichaje que ha costado más de 10 meses de negociaciones.

La historia comenzó a principios del mes de octubre cuando el director de este periódico publicó que Peter Lim estaba planteándose seriamente la opción de comprar al futbolista portugués. Evidentemente, el asiático había recibido consejo de su íntimo amigo Jorge Mendes para que no se durmiera y tratara de hacerlo antes de que el jugador siguiera saliéndose en el Valencia y su precio se convirtiera en prohibitivo. Ya por entonces, fueron muchos los que dudaron de aquella información incluso comenzó una campaña asegurando que era imposible que el Valencia pudiera ficharlo. Tan preocupado como siempre el singapurense por lo que dijera la prensa valenciana, a finales de noviembre cogió su avión privado para venir a ver el Valencia-Barça porque el Valencia de Marcelino había comenzado la temporada con muy buena sensaciones y el asiático parecía tener ganas de fútbol de nuevo. Recuerdo perfectamente la previa de aquel partido ante los azulgrana, justo antes de recoger mi acreditación para narrar aquel partido en la 97.7 radio un buen amigo me aseguró que Peter Lim había venido a ver el fútbol pero que solo dos días después del partido se marchaba a París para reunirse con el París Saint Germain y tratar de cerrar el fichaje de Guedes. Así lo contamos en la previa que el partido en la radio y así lo plasmó Superdeporte en los siguientes días.

Recuerdo que aquel primer viaje de Lim a París fue recibido por un amplio sector del valencianismo y por un amplio sector de la prensa valenciana con escepticismo y generalizada incredulidad. Pocos creían que Lim estuviera en París y mucho menos que fuera para cerrar el fichaje de Guedes. Después de aquel viaje, el prestigioso diario L'Equipe, ahora ya menos fiable que antaño, aseguró que los clubes ya tenía un acuerdo fijado en 35 millones de euros por jugador pero siendo cierto que en aquel primer viaje las posturas quedaron muy cercanas, lo del acuerdo ha quedado demostrado que no era tan así. No voy a hacer una rememoración escrita de todos los viajes que Lim ha hecho tanto París como a Qatar para intentar cerrar el fichaje, de hecho, tampoco voy a recordar todas las horas de radio y todas las páginas que se han escrito en este medio de comunicación en los últimos 11 meses contando toda la verdad. Todo eso, queda en el recuerdo y solo hace que fortalecer la credibilidad de los qué durante muchos meses hemos defendido una información difícil, confusa y que en muchos casos sirvió a algunos para hacer burla de nuestra información y para negarla, entiendo que porque veían muy lejos el día en el que pudiera anunciarse el fichaje de Guedes y porque siendo honesto, creo que casi nadie se creía de verdad que Guedes fichara por el Valencia CF.

Sin embargo, una vez se ha consumado la llegada del jugador, lejos de reconocer algunos, y uno en concreto, su ignorancia sobre la información, su continuo error y sus ganas de confundir al personal ante su desinformación, han cogido el camino del medio y han elegido la estrategia de atacar a aquellos que durante meses hemos informado correctamente. Por un lado somos vendehúmos porque hemos ilusionado al valencianismo con la posible llegada que según este limonero era algo irreal. Por otro lado, ahora que lo irreal se ha convertido en real, nos hemos convertido en unos irresponsables porque no denunciamos que el club haya hecho una locura económica que no podía permitirse. Yo llevo varios días dándole vueltas y no doy crédito. No entiendo que una cadena tan importante y prestigiosa como la SER permite que se digan semejantes cosas. Después de decirle a Alemany en su cara que había que vender, según sus cuentas, por valor de 90 millones el pasado verano, este le dijo a Marcelino que lo de Guedes era inviable pese a que el asturiano le aseguraba en antena que Lim le había dicho que creía que podía ficharlo. En definitiva, no acierta ni equivocándose.

Y eso no es lo grave, lo grave es que ahora también elige oyentes y perfiles de oyentes. Nosotros. en la 97.7 y en concreto en Tribuna Deportiva, estamos abiertos a cualquier oyente valencianista. Los cuidamos, los invitamos a venir siempre que quieran y les pedimos perdón cuando fallamos. Jamás se me ocurriría decirle a un cliente, -porque eso son nuestros oyentes-, que nuestro programa no está destinado a tuiteros de 17 años, ni personas de 50 años de baja formación. Jamás seríamos capaces de robarle la ilusión por su Valencia CF a ninguno de nuestros oyentes porque solemos contarle la verdad de las cosas y por eso son ellos los que se construyen su realidad y se ilusionan o no. Sin embargo, hay quien miente tanto y es tan interesado en sus informaciones que hace tiempo tiene que filtrar perfiles de oyentes porque lógicamente ha visto como se caen sus audiencias. Ese es su problema, que ahora la gente lo tiene caladito y ya no le escucha. Es normal, cuando te dedicas a echar a la gente a patadas porque no se creen tus mentiras. Nosotros no les vamos a decir que si la temporada va mal habrá que vender, porque eso ustedes ya lo saben, nosotros preferimos ilusionarnos con todos vosotros con el grupazo de Champions y con los pepinos de fichajes que ha hecho el Valencia CF. Sí, siempre hemos sido más de vender humo y de ilusionar a una afición que digan lo que digan algunos siempre vive mucho más feliz con ilusión que sin ella, y este verano ha sido un chute de ilusión para el personal, sea cual sea su perfil. Porque todos caben en el valencianismo y por eso somos tan grandes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

síguenos cada día en...