29 de noviembre de 2018
29.11.2018
29/11/2018

Patatas calientes en el próximo mes y medio

El partido contra la SD Huesca de este pasado sábado tiene que servirnos de aviso y serio

29.11.2018 | 11:24
Patatas calientes en el próximo mes y medio

Sinceramente, el partido contra la SD Huesca de este pasado sábado tiene que servirnos de aviso y serio. Un correctivo de fútbol y ganas que afortunadamente apenas se quedó al final en rasguños, y eso gracias una vez más a un soberbio Oier. Así que mucho ojo, porque nos vamos a plantar en breve en el mes de diciembre y enseguida con el mercado de enero.

El Levante está ahora mismo en un plan que no sabemos muy bien si da frío o calor. Sin obviar que el objetivo prioritario del equipo es la permanencia, no debemos pecar de conformistas...Tenemos equipo de sobra para salvar la categoría, pero que nos den una cura de humildad como la de Huesca a mí personalmente es algo que me molesta y mucho. El Huesca nos enseñó cómo se tiene que salir a disputar un partido, mientras que ese Levante batallador y alegre que tanto nos gusta no apareció en escena en ningún momento. Estuve presente en El Alcoraz y lo cierto es que me llamó la atención en ciertos momentos del partido la apatía del equipo. Muestra de ello fueron los fallos garrafales en los goles del Huesca, causados en ambos casos por una evidente falta de concentración en las marcas.

Que quede claro que no pretendo con este artículo darle ningún palo al equipo, ya que llevamos una excelente temporada. Sin embargo, tenemos que ser conscientes de que tenemos que exigirle un poco más porque si escribo todo esto es sencillamente porque estoy convencido de que hay plantilla para pelear por algo más que la permanencia. Somos el Levante, que conste, y a ganas no nos puede ganar nadie.

Dicho esto y enlazando de nuevo con el asunto del mercado invernal, nos encontramos en un momento clave para ver dónde quiere estar el Levante al final de temporada. Es cierto que hay que ser pacientes con algunos de los fichajes de verano, pero pese al gran desembolso que ha hecho el club, hasta la fecha ninguno de ellos son titulares indiscutibles. Paco López, no en vano, continúa confiando en la base del equipo de la temporada pasada.

En este contexto, son varias las preguntas que me planteo: ¿Se puede permitir el Levante tener a los dos jugadores más caros de su historia sin apenas minutos? ¿Cómo aceptarán Vukcevic y Dwamena su rol secundario? Recordemos que uno costó nueve millones y el otro tiene la Copa de África entre ceja y ceja. Tenemos varias patatas calientes este próximo mes y medio y tanto la dirección deportiva como Quico Catalán deben de ser muy cuidadosos en cómo solventarlas.


Más opiniones de colaboradores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

síguenos cada día en...