17 de diciembre de 2018
17.12.2018
Superdeporte
ESTHER COLLADO
17/12/2018

Gonçalo, tú puedes

El jugador ha estado dando todo lo que su cuerpo le permitía

17.12.2018 | 12:05
Gonçalo, tú puedes

La lesión que ha sufrido Guedes es una de las más comunes en deportistas, otros cracks del fútbol como Busquets, Kaka, Xabi Alonso, Raúl e incluso el propio Messi la han sufrido y la han superado, unos con tratamiento fisioterapéutico y otros pasando por quirófano también. Es una lesión rebelde, la incomodidad es en ocasiones máxima, no solo los síntomas se localizan a nivel del pubis, se irradian hacia los adductores, abdominales y arcos crurales. Incluso se puede agravar con repercusiones viscerales: vejiga, intestinos, estomago. Atajarla cuanto antes es fundamental.

A propósito del luso, todo salió bien, Gonzalo Guedes pasó por el quirófano hace unos días para intervenirse de la dolencia que arrastraba en el pubis. La operación con resultado satisfactorio, dos hernias en la zona abdominal que ha resuelto el Dr. Vieira Amândio. Según el comunicado del Valencia CF la recuperación se sitúa en torno a los dos meses. Aunque la idea del jugador es reducir al máximo su vuelta al césped. A título personal, no me cabe duda de que Gonzalo Guedes hará el máximo esfuerzo por estar lo antes posible al servicio de Marcelino.

Lo ha demostrado durante todas estas semanas, en casi todas las ocasiones formando parte del 11 titular y jugando los 90 minutos de partido dando todo lo que su cuerpo le permitía. Imagino por sus expresiones y analizando de nuevo los movimientos de reincorporación tras jugadas explosivas en las que tenía que fundirse, que Guedes ha tenido dolores importantes, lo que ha sentido el luso han sido mil agujas y pinchazos continuos, seguido de dolores lancinantes que recorrían su cadera y sus piernas, aún así, Gonzalo ha estado ahí.

Está claro que Guedes no se ha querido ir hasta el último minuto, en Champions soportó el peso de sus botas hasta el final a pesar de la tortura y me atrevería a decir, conociendo lo que conozco el comportamiento heroico de este jugador, que si el Valencia no hubiera sufrido la mala fortuna de la mano de Fellaini, en el partido ante el Manchester la semana pasada, con posibilidades aún en la máxima competición, Gonzalo se habría esforzado por estar ahí, se hubiera infiltrado o sometido a otro bloqueo nervioso, no lo sé, pero estoy casi segura de que Gonzalo no se hubiera apartado de ese once titular.

Con ello quiero decir que Gonzalo Guedes ha hecho frente al infortunio con la máxima fortaleza mental, arriesgando siempre la lesión que padecía. Le ha podido más la propia responsabilidad que el sufrimiento que le haya podido causar la dolencia. Uno por que su entrenador se lo pedía, dos por que el club en el año del centenario lo necesitaba y tres por que tanto su equipo como su afición lo merecía...

No es por nada, pero este comportamiento es de un jugador de nivel, comprometido y consciente de que es el fichaje más caro de la historia del Valencia. Esas ganas, esa fuerza y ese instinto de superación solo lo demuestran los mejores, los que sienten los colores y los que saben donde están.

Gonzalo lo ha dado y lo ha dado todo, no todos responden de la misma manera, y a pesar de que ha forzado peligrosamente y por ello ha terminado en la cama, yo me quedo con la fuerza que solo demuestran los grandes. En fisioterapia y tratamiento de cualquier patología, la capacidad mental del paciente en términos de recuperación es esencial. La idea del luso de acortar el periodo de baja hasta seis o siete semanas, para volver a estar disponible a finales de enero o principios de febrero lo veo más que factible. A las pruebas me remito.
Gonzalo, tú puedes.

Más opiniones de colaboradores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

síguenos cada día en...