15 de enero de 2019
15.01.2019
15/01/2019

El Levante llegó a poner en jaque al Atleti

Los granotas fueron capaces tras el gol de apretar y dejar a los rojiblancos contra las cuerdas

15.01.2019 | 12:10
El Levante llegó a poner en jaque al Atleti

Nos vamos a quedar con la duda para siempre de qué habría pasado si no se señala el penalti, porque el Levante fue capaz con el marcador en contra de apretar y poner en jaque al Atlético. Los de Paco López tenían el partido controlado tras descongestionarse de la presión alta del Atleti en una primera media hora de recuperación muy rápida y atosigamiento. Más allá de que con el reglamento en la mano el gol fue injusto, tal vez por llegadas el Atlético mereció el triunfo, pero el Levante nunca dejó de competir y rozó el empate con Morales, quien sin tener su mejor día disfrutó de la mejor ocasión para marcarle a Oblak.

Muy metidos siempre

El Atlético salió muy enchufado, no más que el Levante, pero se trata de un equipo muy fuerte que llevó el peso del partido y le dobló en llegadas al área. A nivel de grupo, sin embargo, el granota estuvo bien organizado, ya que con independencia de las aproximaciones rojiblancas apenas concedió remates limpios. Cuando el Atleti llegaba al área finalizaba con jugadores del Levante encima, buena señal de que estaban muy metidos en el partido. A raíz ya del penalti, el Levante dio un paso adelante y por ocasiones y llegadas el juego se equilibró. Y con un mínimo de acierto podría haber empatado, puesto que estuvo enchufado los 90 minutos ante un rival que es de lo más top de LaLiga.

El balance defensivo

A nivel individual, Vukcevic estuvo correcto. Aunque perdió varios balones comprometidos, el montenegrino estuvo cómodo en su posición e interceptó varias acciones a pesar de que aún no está en su mejor versión ni fue tan dinámico y resolutivo como sus compañeros en la medular. Defensivamente es mejor que Rochina y lo que hacía falta en el Wanda era más físico, motivo por el que seguramente Paco López lo puso de titular y reservó al valenciano tras haber jugado en Copa.


El míster, un señor

Tiene toda la razón del mundo Paco López con lo que declaró sobre el arbitraje, muy condicionado como se aprecia en las imágenes por las protestas y continuos aspavientos de Simeone pidiendo tarjeta en cada entrada de Cabaco y nervioso en un contexto en el que el partido se le estaba complicando. Por contra, el míster del Levante no se quejó ni la mitad y aun así él fue el amonestado. A Simeone los árbitros en general le conceden mucho margen, aunque Paco estuvo elegante en sala de prensa no metiéndose con la decisión del árbitro por el penalti sino haciendo referencia solamente al reglamento.


Sello inconfundible

El Levante tiene ahora un reto ilusionante el próximo jueves en Can Barça después del partidazo que se marcó en la ida. Fue, por cierto, la confirmación de que juegue contra quien juegue, el equipo sale al campo los primeros 25 minutos siempre muy fuerte y con la convicción de que va a robar rápido el balón. Es indudable que el Barça no tiene la misma calidad arriba sin Messi y Luis Suárez, pero también lo es que la diferencia entre el 2-1 y el 0-5 de LaLiga estuvo en que esta vez sí que entraron las ocasiones del arranque. El Levante es, además con diferencia, el equipo que más ocasiones genera en los 20 primeros minutos. Lo que ocurra en la vuelta va a depender mucho de si Valverde juega otra vez sin sus delanteros titulares de inicio o si por contra prefiere no correr más riesgos de los necesarios. Y es que el Barça lo habría tenido difícil el domingo sin su dupla de ataque contra un Eibar superior en varias fases del partido. Todas las semanas se demuestra que las distancias ya no son tan grandes y que cualquiera puede con quien sea.


Más opiniones de colaboradores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

síguenos cada día en...