02 de abril de 2019
02.04.2019
02/04/2019

El equipo necesita un último empujón

De cara a San Mamés se puede sacar un buen resultado con el arma de los contragolpes

02.04.2019 | 11:52
El equipo necesita un último empujón

De todos los resultados que se pudieron dar, el empate fue el más justo, aunque el análisis del último partido deja bastantes lecturas. El Levante UD tuvo dos grandes ocasiones en las botas de Mayoral y sobre todo Simon para marcar el tercer gol y asegurarse los tres puntos. Pero también el Eibar, que pasó del 1-2 en el tacón fallido de Sergi Enrich al 2-1 de Rochina, dispuso de las suyas. El equipo de Paco López tuvo la victoria a tiro gracias a sus llegadas y transiciones rápidas de la mano especialmente de un Morales que por sus movimientos y desmarques estuvo siempre en todas las acciones de ataque. Sin embargo, a raíz de volver a ponerse por delante en el marcador, los granotas entraron en una fase que por poco los deja sin nada.


Errores con factura

Durante la mayor parte del partido el resultado pareció decantado hacia el lado local porque se presumía complicado que el Eibar empatara de jugada canalizada. Sin embargo, defensivamente el Levante se descolocó en los últimos minutos, algo que no debería ocurrirle sobre todo en casa con marcador a favor. Los errores le pasaron factura. Luna falló en la salida, mientras que a Róber lo pillaron mal posicionado y no le hicieron la cobertura. Con 2-2 el Eibar estuvo más cerca de ganar.


Se echan de menos

En defensa Vezo fue el central más atractivo de ver por sus robos y subidas, en especial el pase que le dio a Borja Mayoral. El Levante, de una manera u otra, continúa generando oportunidades pero le hacen gol con facilidad. A lo largo de la temporada es algo que lo está penalizando en demasía y lo que a la postre le condena a sufrir. De cara a San Mamés puede pasar de todo. Si el Levante usa sus armas de contragolpe y acierto arriba puede sacar un buen resultado. Pero hace falta un empujón. Aunque Moses Simon ha funcionado bien en ataque como carrilero y también Luna ha ido a más como en su asistencia a Morales, el equipo echa de menos a sus jugadores de banda de antaño. Jason y Toño, cada uno por un motivo, están fuera del equipo cuando venían siendo de los más regulares y dos titulares para Paco. Mendilibar no es que leyera mejor el partido sino que tuvo más fondo de armario para mejorar al Eibar. Entre lesiones, cesiones y traspasos el equipo se ha quedado mermado y eso es un problema que gestionar de aquí a final de LaLiga. Ahora va a faltar Bardhi y, aunque no esté en su mejor nivel, pierdes creatividad.


Más opiniones de colaboradores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

síguenos cada día en...