15 de diciembre de 2019
15.12.2019
Superdeporte

Intenso empate en una batalla táctica de gran altura

Sólo un error de concentración en el último suspiro privó al Valencia de ganar al Madrid con un guión parecido al que triunfó en Ámsterdam

16.12.2019 | 00:34
Intenso empate en una batalla táctica de gran altura

Sólo un error de concentración en el último suspiro privó al Valencia de ganar al Madrid con un guión parecido al que triunfó en Ámsterdam. Estas son las tres claves para Gonzalo de los Santos:

En la primera mitad me quedo con el buen trabajo táctico de ambos equipos. Muy bien el Valencia CF, cimentado en los pasillos laterales. Los volantes externos se han desdoblado muy bien tanto en defensa como en ataque. Celades nos sorprendió con su planteamiento de 4-4-2, me pareció inteligente y más allá del resultado, lo considero una decisión acertada. En el Valencia CF a destacar la reducción de espacio entre líneas, juegan en 25 o 30 metros, algo que dificultó la distribución del rival. En el Real Madrid dos situaciones a destacar, una el tremendo marcaje zonal a Parejo de Benzema, Kroos y Modric para que Dani no canalice el primer pase, y la acumulación de futbolistas en campo rival que genera presión tras pérdida para recuperar el balón.

Es una opción personal y lo digo como apunte en positivo, sin más, pero no estaría mal probar con Ferran en la banda y que sea Soler quien juegue con Rodrigo en el ataque. Creo que Torres se muestra más profundo actuando por el pasillo externo. El entrenador, por otro lado, adelantó las líneas unos diez metros a la vuelta de los vestuarios. La intensidad sobre el trivote del Madrid y, sobre todo, a Valverde dificultó la creación de juego de los blancos. Muy bien el equipo en su trabajo defensivo, poco a poco retrocedió, pero cerró toda amplitud a los blancos.

En el 77' llegó el gol del Valencia tras una gran jugada, un desdoble de Wass, que llega por la derecha. Carlos Soler aparece cerca del punto de penalti por sorpresa en una de sus acciones favoritas. Me fascinó el gol por esa capacidad de llegador que demuestra desde segunda línea el '8'. El final del partido resultó increíble. El 1-0 podía adaptarse a los méritos y el corazón de los locales, aunque el Madrid también dispuso de sus ocasiones. Se escaparon dos puntos, pese al buen planteamiento de Celades. El técnico puso músculo, pero Courtois se adelantó fácilmente en el área en un último córner. No funcionó como en Ámsterdam. El empate concluyó con un lindo partido. La estrategia no funcionó tan bien. En el 1-1 un fallo de concentración dio el gol al rival.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

síguenos cada día en...