19 de febrero de 2020
19.02.2020
20/02/2020

Le tengo mucha fe a Mestalla pero son muchos goles...

El Valencia CF no se entregó e hizo méritos para marcar algún gol más

20.02.2020 | 01:06
Le tengo mucha fe a Mestalla pero son muchos goles...

La conclusión a la que llego después del partido es que el Valencia CF estuvo cerca de lograr un resultado más favorable. La Atalanta es un equipo muy contundente, muy eficiente y efectivo, que aprovecha sus ocasiones pero que de mitad de campo para arriba es una cosa y de mitad de campo para abajo es otra. Le tengo mucha fe a Mestalla pero el resultado está muy en contra. El Valencia CF mereció algún gol más.

El partido fue muy táctico, la Atalanta intenta un fútbol de posesión con la movilidad de muchos futbolistas. Con tres centrales, dos volantes externos que hacen un 3-4-1-2, con un enganche típico y dos puntas. El Valencia CF empezó bien pero Jaume ya tuvo que evitar un gol con una parada tremenda. Bien pronto quedó claro que los italianos son un equipo ofensivo, como indicaban sus números.

El partido se pone cuesta arriba enseguida. La Atalanta ataca claramente por las bandas, con el 3-4-1-2 se aprovechan los pasillos laterales. Como todo equipo italiano pone mucha gente en el centro del campo para recuperar y buscar las bandas para atacar. Papu Gómez, es un enganche que se mueve muy bien entre líneas y tiene mucha claridad con el pase. Además, al Valencia le cuestan muy caros los errores no forzados y que a pesar de hacer bien las transiciones defensivas, no saca provecho de las ofensivas. Tiene que buscar la espalda de los volantes o de los 'stopers', y así es como llega una jugada de Guedes que pudo ser gol.

En el segundo gol de los italianos me sorprende la pasividad de la defensa del Valencia con un futbolista como Ilicic, que todo el mundo sabe que tiene muy buen remate. Al poco de empezar la segunda parte el partido está raro y peligroso para el Valencia CF que adelanta líneas y no se entrega, y hace méritos para hacer un gol, pero enfrente tiene un rival que sin tener demasiado balón es peligroso, sobre todo por los errores no forzados de los jugadores de Celades.

El tercer gol de la Atalanta tiene cosas es común con los primeros, de nuevo errores individuales y no colectivos, otra vez les dejamos patear desde fuera. El cuarto llega otra vez por los pasillos laterales... Cheryshev pone el de la esperanza pero es una pena que Maxi no haga después un gol que era cantado. El Uruguayo estuvo muy errático con el gol durante todo el partido...

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

síguenos cada día en...