28 de febrero de 2021
28.02.2021
Superdeporte
EL ANÁLISIS DEL 'URU'

El Valencia CF no puede deambular como en Getafe

En un momento de su historia el Valencia supo jugar con artes parecidas a las del Getafe. El fútbol no es para quejarse, sino para competirlo

28.02.2021 | 20:13
Gonzalo de los Santos, exjugador del Valencia CF

La del Coliseum ha sido una derrota muy dura para el Valencia CF. Ahora solo queda trabajo para corregir los errores y tratar de aminorar el dolor en la siguiente jornada. Este sábado el partido fue del Getafe, de principio a fin. Se puso demasiado cuesta arriba con la expulsión de Mouctar Diakhaby. El conjunto de José Bordalás se empleó con más intensidad y agresividad, tanto que en algunos momentos se pasó de dureza. Pero el fútbol es así. No hay que quejarse, simplemente, hay que jugarlo. Los partidos siempre tienen roces y, en algún tiempo de su historia, el Valencia supo jugar de esta misma manera. Es parte del juego. No es hora de poner excusas, sino de levantar la cabeza y seguir esforzándose por la camiseta del Valencia. De competir lo mejor posible de acá al final de temporada. No existen equipos fáciles y al grupo parece afectarle la obligación y la ansiedad de sacar resultados positivos. Sin embargo, una institución como el Valencia CF no puede deambular sin rumbo ni criterio deportivo.

En el terreno del juego, la gran novedad táctica fue la entrada en el callejón izquierdo de Yunus Musah formando dupla con José Gayà. Javi Gracia buscó con ello atacar los espacios con velocidad para ganar potencia en las transiciones ofensivas. La realidad es que la prueba no funcionó. En el sistema 4-2-3-1 del equipo de Gracia las sociedades en los pasillos laterales son muy importantes. Musah debió ayudar más a Gayà con tal de evitar superioridades del Getafe y conflictos en la defensa, algo que se reprodujo demasiadas veces cerca de la portería de Cillessen. El golazo de mi compatriota Arambarri comenzó a romper un duelo en el que los azulones fueron el bloque rocoso de hace meses, ante un Valencia sin identidad ni un modelo de juego.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

síguenos cada día en...