El Elche CF ha descartado la contratación del entrenador soriano Pablo Machín, negociará con al menos dos técnicos en las próximas horas y no descarta, como última medida, el regreso del argentino Jorge Almirón, quien ya dirigió al equipo en el primer tramo del pasado campeonato, según ha comentado este jueves el propietario de la entidad, Christian Bragarnik.

El dirigente del Elche CF ha dado por seguro que el equipo, sin entrenador desde la destitución de Fran Escribá el pasado domingo, no estará dirigido por un nuevo preparador en su próximo compromiso ante Osasuna, que se disputará el lunes en Pamplona, por lo que un miembro del cuerpo técnico actual será el que se siente en el banquillo.

El empresario argentino, en un almuerzo informativo con los medios, ha comentado que Machín era su primera opción y que el acuerdo parecía cerrado este miércoles, pero detectó dudas en este técnico soriano, así como también en otros candidatos, como Francisco Rodríguez, por lo que ha decidido darse un poco más de tiempo para la elección ante la trascendencia de lo que había en juego.

Bragarnik descartó la contratación de un entrenador sin conocimiento de la competición española, sobre todo por los problemas burocráticos, pero no la opción del regreso del argentino Jorge Almirón, técnico al que destituyó el pasado curso tras una racha de dieciséis jornadas sin ganar.

Apuesta por Almirón

El argentino recordó que Almirón es uno de los técnicos que mejor conoce y que, pese a cometer errores en el club en su anterior etapa, también dejó cosas buenas en el equipo, especialmente la idea de un modelo de juego ambicioso.

El propietario del Elche desveló que este jueves y mañana tendrá reuniones con dos entrenadores actualmente sin equipo, uno de ellos con pasado reciente en Primera, y no negó que el argentino Eduardo Berizzo es una opción que le agrada, si bien recordó que el técnico quiso alejarse, por una situación personal, del trabajo del día a día en un club.

Bragarnik descartó tener nada contra el anterior entrenador Fran Escribá y recordó que fue él quien lo fichó y lo renovó a finales de la pasada temporada. Según el argentino, la mejor prueba de que no tenía pensada su destitución es que aún no ha encontrado su relevo.