Las salidas de Benedetto y Josema han dejado hueco para Lucas Olaza en la plantilla franjiverde y ahora el Elche ultima su propuesta. Hace un año Olaza aceptó firmar por el Real Valladolid cedido por el Celta con una cesión con opción de compra obligada, por lo que ahora tiene contrato hasta 2025, de poco más de dos millones de euros (el Celta pagó cuatro a Boca), pero con el equipo en Segunda y habiendo jugado apenas once partidos hasta ahora, su salida cae por su propio peso.

Lo que prepara la entidad franjiverde es una oferta por lograr su cesión hasta final de temporada para que compita con Mojica en el flanco izquierdo de la zaga, pero asumiendo una opción de compra que los vallisoletanos querrían que fuese más que una opción, una obligación, y que desde el Elche quieren supeditar a la permanencia en Primera para que sea de obligada ejecución.

Josema ya está allí

El uruguayo mientras está a la espera, aunque en dirección inversa el anteriormente mencionado Josema ya se ha desvinculado para irse precisamente al Valladolid.