El Elche CF, colista de Primera División, entra en la última semana del mercado de fichajes pendiente de posibles altas y bajas para remodelar su plantilla y luchar por el objetivo de la permanencia en la segunda vuelta del campeonato.

Tanto el secretario técnico, Sergio Mantecón, como el entrenador, Pablo Machín, admitieron en el pasado mes de noviembre que el equipo necesitaba reforzarse en el mercado de invierno para dar un salto de calidad e intentar pelear por una salvación que parece ya poco probable.

El Elche ha realizado hasta el momento los fichajes de los argentinos Lautaro Blanco, fichado el pasado verano, y Lisandro Magallán, procedente del Ajax, y de José Ángel Carmona, cedido del Sevilla.

Paralelamente, han abandonado la plantilla durante estos meses los argentinos Javier Pastore y Fede Fernández, quienes no habían tenido apenas protagonismo.

Los movimientos realizados en la plantilla son, sin embargo, insuficientes para las necesidades del entrenador, quien indicó días atrás que aún faltaban refuerzos en varias posiciones, si bien no dio detalles de los puestos.

El club sigue sondeando el mercado en busca de un central, un mediocentro defensivo y un atacante o mediapunta, por lo menos, aunque está abierto a cualquier incorporación en cualquier línea del campo que mejore el nivel de la plantilla. También hay jugadores en la rampa de salida, como los cedidos Pol Lirola y Domingos Quina, quienes apenas han tenido protagonismo, o incluso Álex Collado.

Posibles salidas del equipo

El club no descarta salidas de último momento de jugadores que no sientan se cómodos con la actual situación deportiva y que puedan tener ofertas de otros clubes.

Todo apunta, a una semana del cierre del plazo, que el Elche apure hasta el último minuto del último día para cerrar su plantilla, como suele ser habitual desde que el argentino Christian Bragarnik, representante de jugadores y técnicos, adquirió el club.

Te puede interesar:

Machín, que esperaba los refuerzos para el reinicio de la competición a finales de diciembre, solo espera que los jugadores que lleguen no requieran de un periodo de adaptación y estén preparados para competir desde el primer día.

"Los necesitamos para ya", afirmó el preparador soriano, consciente de la crítica situación deportiva de su equipo, a 11 puntos de la permanencia.