08 de julio de 2020
08.07.2020
Superdeporte

El primer hotel especializado en eSports está en Osaka

Las tres primeras plantas del complejo cuentan con estancias con ordenadores para jugar en línea

08.07.2020 | 12:46
E-Zone es como una torre de ordenador.

El primer hotel especializado en eSports de Japón, e-ZONe, abrió sus puestas este mes de julio en la ciudad de Osaka (oeste), tras tres meses de retraso por la pandemia de COVID-19 y entre medidas de seguridad para evitar contagios. "Nos pareció interesante poner un hotel de eSports en la zona de Nihombashi de Osaka, el barrio electrónico" de la ciudad, explicó este miércoles a Efe un representante del complejo, donde planean "organizar eventos de equipos profesionales y también aficionados, además de eventos promocionales de las tiendas".

Con el tiempo buscan albergar eventos como torneos, convenciones o quedadas, entre otros.

De diseño rectangular y decoración interior y exterior que podrían recordar a una torre de ordenador con luces LED, las tres primeras plantas del complejo disponen de varias estancias con hileras de ordenadores de alto rendimiento para jugar en línea y equipos que permiten hacer retransmisiones en directo (streaming), 72 en total.

El hotel, que abrió sus puertas el 3 de julio con aforo limitado como medida para evitar la potencial propagación del coronavirus, cuenta con un total de 95 camas entre el cuarto y octavo piso, tanto en formato cápsula como habitaciones individuales privadas que cuentan con sus propios ordenador para jugar.

También es posible alquilar simplemente los ordenadores por horas, como en un cibercafé, en el que se proporcionan de forma gratuita el uso de cámaras y micrófonos.

Las instalaciones iban a abrirse en abril, cuando el Gobierno central japonés decretó el estado de emergencia sanitaria ante la propagación del coronavirus SARS-CoV-2 en el archipiélago, un alerta que se mantuvo vigente hasta finales de mayo.

Los responsables del hotel han decidido abrir, en principio, menos de la mitad de los pisos del complejo como medida de precaución por la Covid-19. "Hemos puesto alcohol desinfectante y controles de temperatura. Además, mantenemos la distancia social permitiendo el uso de ordenadores y camas discontinuas", explicó el personal, que también lleva a cabo las desinfecciones necesarias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook