Criado en La Masía, Dani Olmo (Terrassa, 1998) abandonó el Barça con 16 años para tomar un camino atípico, a través de Croacia, que le ha llevado a instalarse en la élite del fútbol europeo con 23 recién cumplidos: importante en el RB Leipzig alemán, con el que llegó la temporada pasada a semifinales de la Champions, y titular con España en la Eurocopa.

-¿Cómo os sentís dentro del equipo ante lo que queda, después de empezar la Eurocopa con empate ante Suecia?

-Estamos bien, motivados. Sabemos que no fue el mejor inicio posible, pero aún tenemos dos oportunidades, sin ir más lejos en el partido ante Polonia. Sabemos que dependemos de lo que lo que hagamos nosotros y jugar con nuestra gente en la grada es un plus más, que nos motiva para ganar.

-El primer día en Sevilla, con las condiciones del césped, la afición... pero sin gol ¿Con qué sensaciones terminasteis?

-Está claro que el día del partido no estábamos contentos, ni satisfechos, pero hay que ser positivo. Creo que, en líneas generales, no hicimos un mal partido y tuvimos bastantes ocasiones, pero no las pudimos meter. Eso también nos motiva para seguir trabajando, porque las ocasiones las creamos, solo hay que meterlas.

-Ese es el principal elemento de crítica hacia la selección, la falta de gol...

-La responsabilidad es de todos, porque somos un equipo. Cualquiera puede marcar y quién marque no es importante. La parte positiva es que creamos muchas ocasiones, en las que no estuvimos muy acertados, pero hay que seguir trabajando porque va a llegar. Si seguimos jugando como lo estamos haciendo, van a llegar los goles.

-Pero el que se está llevando la mayor parte de las críticas es Álvaro Morata, titular por delante de un deseado de la afición como es Gerard Moreno. ¿Qué le parecen las críticas que ha sufrido por esa ocasión fallada?

-Para mí es un grandísimo jugador y siempre ha metido muchos goles e importantes para todos nosotros. Porque haya fallado esa ocasión ante Suecia no hay que machacarlo tanto, estoy seguro de que va a marcar muchos goles más.

-¿Cree que podemos ver pronto juntos en el once inicial a Gerard Moreno y a Morata?

-Eso no es cosa mía, eso lo decide el míster. Al final, los dos jugadores son de gran nivel y nos van a ayudar muchísimo.

-Usted es uno de los que ha aportado goles en los últimos partidos de la selección, sobre todo con disparos casi desde cualquier sitio...

-Cuando veo algún espacio, intento aprovecharlo. Tengo confianza en el tiro, de corta y de larga distancia, así que en cuanto puedo intento pegarle.

-Entre positivos, vacunas, burbujas alternativas, test diarios... ¿ha sido una previa de Eurocopa muy movida?

-No ha sido una semana muy normal, pero tampoco es una excusa. Desde el primer día estamos centrados en el fútbol y creo que ante Suecia demostramos la ambición que todos tenemos por ganar, aunque al final no pudo ser. No hay que darle más vueltas, tenemos dos partidos más que, si los ganamos, estaremos en octavos.

-También se le achaca a esta selección que no tiene un bloque reconocible, sin demasiados titulares fijos, pero usted es uno de los más asentados en los planes de Luis Enrique...

-El nivel de la plantilla es muy grande, puede jugar cualquiera, y eso también es una motivación para todos. No creo que haya ningún fijo, ni ningún titular indiscutible en la selección..

-¿Sentís desde dentro del vestuario, como se ve desde fuera, que a esta selección todavía le falta un punto de experiencia para competir por el título?

-Desde dentro no nos damos cuenta de lo que dice la gente de fuera. Sabemos lo que somos, y lo que podemos hacer. Tenemos mucha confianza en nosotros, creo que tenemos un grupo increíble con el que podemos hacer muchas cosas y muy buenas.

-Pero hay ya demostraciones de un gran nivel en esta Eurocopa, sobre todo por parte de Francia. ¿Cree que hay selecciones por delante de España, aunque solo sea por experiencia?

-No nos vemos inferiores a ninguna selección, al contrario, tenemos que confiar en lo que tenemos y en lo que vamos a tener, porque somos una selección joven que también tiene mucho futuro por delante. Somos España y optamos siempre a lo máximo.

-¿Tiene que ver esa ambición suya, con tanto ímpetu, con su historia atípica en el mundo del fútbol y cómo ha llegado a ser un jugador importante en Alemania?

-Al final, he construido mi mentalidad y mi manera de jugar en el camino, tanto en el Barça, como en el Dinamo de Zagreb, como ahora en Alemania: de todo me he llevado muchas cosas. He estado muchos años tanto en Barcelona, como en Croacia, he aprendido mucho ahí y puedo decir que ahora soy el jugador que soy por ellos.

-Ha explicado muchas veces que salió del Barça con 16 años porque quería tener la oportunidad en un equipo profesional. ¿Cuánto le curtió y le endureció ir a Croacia tan joven?

-Te hace madurar mucho antes, y aprender muchísimo, estar con 16 años en el primer equipo y entrenar con profesionales que juegan Champions, al máximo nivel. El Dinamo me ha dado muchísimo y le estaré siempre agradecido.

-Ahora, vistos los resultados, ¿está satisfecho de haber tomado aquel camino?

-Llegar a ser profesional y a la selección era el objetivo cuando decidimos ir a Croacia, y se puede decir que lo he conseguido, pero está claro que queda mucho camino por recorrer. Nadie me va a regalar nada y yo tengo claro que si juego y lo hago bien en mi club, al final voy a tener la oportunidad de venir a la selección.