Malas noticias para España al inicio del partido frente a Eslovaquia. Álvaro Morata ha desperdiciado una ocasión inmejorable para que España se pusiera pronto por delante. El árbitro neerlandés Bjorn Kuijpers señaló la pena máxima por una patada sobre Koke previa revisión en el VAR.

Con Suecia ya mandando en el marcador en el otro partido, Morata lanzó el penalti, que fue detenido de manera formidable por Dúbravka. Segundo penalti que falla España en esta Eurocopa después del de Gerard Moreno frente a Polonia.