Después de que Inglaterra pasase a la final de la Eurocopa gracias a un penalti bastante dudoso, ahora la UEFA se encuentra investigando el láser que molestó a Schmeichel durante dicho lanzamiento.

La organización europea ha acusado a Inglaterra de diversos disturbios durante el partido. Por ejemplo, los ingleses han sido acusados de apuntar a jugadores con un puntero láser, pitar el himno nacional de Dinamarca y encender bengalas durante el encuentro.

Este caso será tratado por el órgano de control, ética y disciplina de la UEFA próximamente, por lo que todo apunta a que la selección inglesa pase lo que pase disputará la final del próximo domingo contra Italia, rival que derrotó a España en los penaltis.

El partido disputado entre Inglaterra y Dinamarca en Wembley acabó con victoria para los ingleses por 2 a 1. El encuentro se fue hasta la prórroga, y fue en el minuto 104 cuando Harry Kane anotó de penalti para darle la victoria a su país. Un penalti bastante polémico tanto por su dudosa validez, como por el puntero laser que molestó a Schmeichel y previamente a otros jugadores durante el partido.