La UEFA sanciona a Daku por los cánticos contra Serbia y Macedonia y no jugará ante España

El brasileño Sylvinho, seleccionador de Albania, se queda sin el delantero del Rubin Kazan ante los de De la Fuente

Mirlind Daku, con el micro tras un partido de Albania

Mirlind Daku, con el micro tras un partido de Albania / RRSS

EFE

La Comisión de Ética y Disciplina de la UEFA sancionó este domingo con dos partidos de suspensión al albanés Mirlind Daku, jugador del Rubin Kazan, por los cánticos que hizo contra Macedonia del Norte al término del duelo ante Croacia en la segunda jornada de la Eurocopa 2024, por lo que no podrá jugar contra España este lunes.

"La Comisión de la UEFA ha decidido suspender dos partidos al futbolista albanés, que no podrá disputar el próximo partido contra España, previsto para el lunes 24 de junio en Düsseldorf", informó la Federación Albanesa de Fútbol.

El jugador, al término del partido que acabó con un empate a dos goles tras el tanto en el minuto 95 de Albania, tomó un megáfono y entonó cánticos contra Macedonia del Norte, lo que provocó el enfado de la federación de fútbol macedonia.

"Este comportamiento es inaceptable y contrario a los valores fundamentales de deportividad y respeto mutuo que promueve el fútbol. La Federación de Fútbol de Macedonia enviará una carta oficial a la UEFA por este escandaloso comportamiento", comunicó. "Pedimos al futbolista Mirlind Daku que se disculpe públicamente por su comportamiento, reconociendo el daño que ha causado", añadió.

Daku se disculpó públicamente a través de redes sociales, pero no ha podido evitar la sanción. "Como todo futbolista, en esos momentos las emociones están a otro nivel, donde sólo dentro del campo se puede entender, es difícil describir la sensación de jugar en esta selección. Siento si ofendí a alguien después del partido contra Croacia, el efecto del juego pasa factura, sigo trabajando con todo el grupo en nuestros sueños", publicó en redes sociales.

El brasileño Sylvinho, seleccionador de Albania, se queda sin el delantero del Rubin Kazan, que solo había tenido minutos ante Croacia, como suplente, para el duelo contra España, en el que su selección se juega la clasificación a octavos de final, ronda a la que nunca ha accedido.