Rafael van der Vaart, quien fuera internacional absoluto con Países Bajos y perdiera en la final del Mundial de 2010 ante España, ha sido tendencia en nuestro país los últimos días. El motivo fue la crítica del exfutbolista con el juego de la selección, que abrió la competición con sendos pinchazos con empates 0-0 y 1-1 ante Suecia y Polonia respectivamente. No hubo suerte de cara a portería pese al dominio y los primeros resultados generaron incertidumbre respecto al juego de la Roja.

"España es horrible, horrible. Espero que juguemos contra ellos. No tienen nada en ese equipo. Lo único que hacen es pasarla de un lado a otro, no tienen ni a un jugador que sepa dar un pase definitivo", dijo el exfutbolista. Sus palabras no tardaron en tener consecuencias. Distintos miembros de la selección replicaron al exfutbolista.

Pues bien, tras el triunfo 0-5 de la Roja ante Eslovaquia, triunfo que además sirvió para que los españoles sellaran el pase a los octavos de final, Rafael van der Vaart ha reculado. "Parece que mis palabras funcionaron como motivación para la selección española. (emoji de guiñito). Buen partido esta noche, felicidades por llegar a las rondas finales".