La selección española de fútbol ha regresado este miércoles a su cuartel general de Donaueschingen después de vencer a Francia y clasificarse para la final de la Eurocopa. Álvaro Morata ha confirmado durante su salida del hotel de concentración de Múnich que se encuentra bien. El delantero del Atlético de Madrid sufrió tras el encuentro una entrada involuntaria por parte de un miembro de seguridad que se encontraba persiguiendo a un aficionado que había saltado al terreno de juego.