El Real Madrid podría recibir una inesperada ayuda del Los Ángeles Galaxy y resolver de una vez por todas el problema que arrastra desde hace tiempo. El equipo de la MLS ha iniciado las negociaciones con el galés Gareth Bale de cara a su incorporación.

La Major League Soccer (MLS) podría convertirse en el último destino de Bale antes de su retirada de los terrenos de juego. A punto de cumplir 32 años, el internacional galés es consciente de que no entra en los planes de Carlo Ancelotti, nuevo técnico madridista, de cara a la próxima temporada y está dispuesto a buscar una salida. El Tottenham descartó ejecutar la cláusula que le permitía prolongar su cesión una temporada más. Bale tiene un año más de contrato con el club madridista, por lo que su salida supondría una gran noticia desde el punto de vista deportivo y, sobre todo, económico, ya que la ficha del galés es una de las más altas de la plantilla, a razón de 17 millones de euros netos por campaña.

Florentino Pérez, presidente madridista, necesita reducir la masa salarial para afrontar el ansiado fichaje de Kylian Mbappé, aunque la operación se le ha puesto muy cuesta arriba.