Ibai Gómez ha hecho oficial su desvinculación del Athletic de Bilbao. El jugador de Santutxu deja por segunda vez el club bilbaíno y se acerca al Elche, club interesado en el futbolista. Después de no encontrar su lugar en el 11 de Marcelino, el futbolista se ha visto obligado a desvincularse del que dice ser el equipo de su vida.

El atacante ofreció un comunicado despidiéndose en el que admite que este “segundo periplo por el equipo de mi vida no ha sido como esperaba. Primero, porque me habría gustado aportar más sobre el césped, y segundo, porque ha estado marcado por muchas situaciones extradeportivas”.

"Llegué con total confianza, fuerte habiendo vivido casi tres temporadas al máximo nivel, disfrutando del fútbol, mi gran pasión, y con las ganas de darlo todo por el escudo que abandera mi corazón. Lo que sí puedo decir es que me marcho con la conciencia tranquila, sabiendo que he dado el 200% en cada momento, que he aprendido a vivir situaciones que jamás imaginé, pero siempre con deportividad y con las ganas de superarme a mí mismo que creo haber demostrado siempre", sigue.

Ibai también ha querido agradecer a la afición "por todas las muestras de cariño en todo este tiempo, no os imagináis lo mucho que ayuda el aliento cuando la situación se pone especialmente difícil». El de Santutxu admite sentirse «afortunado de haber compartido vestuario con esta gran cuadrilla a la que deseo el mayor de los éxitos. Nuestros caminos se separan, pero, como he dicho siempre, aquí seguirá un athleticzale más".

De esta manera, el jugador se despidió hasta siempre de la que ha sido su casa durante 9 temporadas, en dos etapas distintas, en las que se había puesto la camiseta del Athletic en 193 ocasiones.