Manu Morlanes es uno de los elegidos por Fran Escribá para reforzar el centro del campo del Elche CF. El mediocentro del Villarreal se ha convertido en el objetivo principal del club para que compita con Raúl Guti e Iván Marcone.

Después de una temporada tan buena en su cesión al Almería, es normal que el jugador de 22 años guste a Christian Bragarnik y a la dirección deportiva del club, la cual encabeza Nico Rodríguez.

Morlanes, formado en cantera grogueta, fue fichado por el Almería después de que ejercieran su opción de compra por tres millones, pero finalmente el Villarreal quiso recuperar a su jugador y decidió pagar un millón más para poder contar con la joven promesa.

El Elche no busca comprar al jugador, sino una cesión, propuesta que ya ha sido mandada pero no respondida por parte del Villarreal. Además, ya ha habido contacto con los agentes de Morlanes por lo que solo faltaría que el club groguet acepte la operación.