Aún está por decidirse el futuro de Ousmane Dembélé. Lo único seguro es que su contrato finaliza el próximo 30 de junio del 2022, mientras se está recuperando de una lesión en los isquiotibiales de su pierna derecha, que sufrió en la Eurocopa.

Por parte del Barcelona, el club quiere renovarlo para que así no se vaya gratis el año que viene. Por eso, antes de que Dembélé se lesionase todo iba viento en popa para su renovación, pero desde su lesión las negociaciones están paralizadas.

Por eso, ha sido la Juventus de Turín el equipo que se ha interesado por el jugador a un año de que finalice su contrato. Y es que el club italiano ha estado intentando convencer al jugador para que no renueve y así ir a la la Juve gratis el año que viene.

Eso sí, las bases del acuerdo de renovación están cerradas y no queda tanto camino por recorrer para llegar a un mutuo acuerdo. La intención del Barcelona es renovarlo antes de que acabe el año.