Cada vez queda menos para el arranque liguero y el Barcelona ni ha sacado a los jugadores suficientes, ni ha firmado Messi, ni está cerrada la plantilla de Koeman. De hecho, el entrenador ha solicitado dos o tres fichajes más.

El último fichaje que ha solicitado y que más recientemente ha sonado es el de un portero ante la posible salida de Neto. La intención de Koeman es la de que el portero siga en la institución, pero ante una posible marcha el club no tendría problema en dar confianza a Iñaki Peña.

Los otros dos fichajes, y que el mister considera más necesarios son el de un lateral izquierdo y un centrocampista. No es un secreto que el Barcelona quiere reforzar el centro del campo después de que el PSG les robara a Wijnaldum.

Y después está el lateral izquierdo para en algún momento necesario sustituir a Jordi Alba. Y es que Koeman está probando con Dest a banda cambiada, posición que ya había probado pero en la que no rinde al mismo nivel.