Está a punto cerrarse el traspaso de Lukaku al Chelsea. El Inter de Milán tenía claro desde el principio que el equipo inglés iba enserio, y es por eso que ya tiene varios posibles sustitutos en mente. Finalmente la operación se cierra por unos 115 millones de euros.

Aún está por cerrarse la cifra exacta del traspaso puesto que los italianos en un primer momento tasaban a su delantero en 130 millones de euros. Además en la operación no será incluido ningún jugador, opción por la que insistió el Chelsea llegando a incluir a Marcos Alonso o Emerson en el trato con la intención de rebajar el precio.

El jugador belga tendrá un salario de 12 millones netos por temporada, el sueldo más alto de la historia del club, justo por delante de Hazard. De esta manera el Chelsea ya puede seguir negociando por otros jugadores como es el caso de Koundé, además de intentar el fichaje de Leo Messi.