La salida de Griezmann del Barça en la últimas horas de mercado obligaba a los culés a buscar un remplazo a contrarreloj. Las opciones se reducían mucho con el tema económico, ya que el club no podía hacer frente a un fichaje de elevado coste, y sumado a que eran los últimos coletazos finales, los equipos no iban a dejar escapar jugadores por no tener margen para fichar.

Según el periódico digital anglosajón, The Athletic, el Barça hizo una intentona para fichar a Rodrigo Moreno. La intención en el Camp Nou era una cesión, aunque esta idea no pareció gustar en Leeds, por lo que el intercambio de palabras entre las dos entidades se no se extendió en exceso.

Además, en el conjunto inglés cuentan con el ariete ex valencianista y confían en que este nuevo curso pueda ayudar al equipo mejorando sus registro goleadores de la pasada campaña. Tras la negativa rotunda, el FC Barcelona terminó fichando al holandés Luuk de Jong.