La carrera de Luis Suárez pudo haber tomado un rumbo muy distinto. En palabras de Claude Puel, técnico del Saint-Éttiene, a France Football, cuando ocupaba el banquillo del Olympique de Lyon hubo un gran interés por el atacante uruguayo.

En aquel verano de 2009, la venta de Benzema al Real Madrid y la anterior rescisión de contrato de Fred dejaron mermado el ataque de 'los leones': "Hacía falta jugador de alto nivel para sustituir aquel dúo de delanteros y pasar página".

En el cásting de futuribles para suplir los goles de Benzema aparecía Luis Suárez. Sin embargo, el Olympique también seguía la pista de otros nombres: "Dudamos durante mucho tiempo entre Lisandro López y Luis Suárez, entonces en el Ajax. Me gustó mucho el jugador, pero finalmente escogimos a Lisandro, que provenía del Oporto con referencias europeas más importantes".

En favor del conjunto francés, por aquel entonces la carrera en Europa de Suárez despegaba. El charrúa aterrizó en el Ajax en 2007, dos años después de que Lisandro fichara por el Oporto. Si bien la suerte de ambos fue dispar en los años siguientes, el Olympique se hallaba ante un gran dilema.

El éxito tenía un lugar reservado para Suárez, quien siguió adquiriendo rodaje en el Ajax hasta 2011, cuando fichó por el Liverpool en aras de sustituir la alargada sombra de Fernando Torres. La elección supuso todo un acierto para los ingleses, que cantaron hasta 69 goles de Suárez en 110 partidos oficiales.

Por su parte, Lisandro firmó por el Olympique de Lyon en 2009, y dejó un buen recuerdo en la ciudad francesa, fruto de sus 59 goles en 119 partidos. Sin embargo, la carrera del delantero argentino se diluyó antes que la del uruguayo, pues en 2013 abandonó Francia con destino a Catar, en un viaje sin billete de vuelta al fútbol europeo. Años después, Suárez ha demostrado que su fichaje por el Olympique de Lyon pudo haber cambiado la suerte del conjunto francés. En tanto, Lisandro ha acumulado experiencias en el Racing Club de su Buenos Aires natal o en el Atlanta United, donde juega actualmente a sus 38 años.