Los halagos de LaLiga a la gestión económica del Real Madrid durante la pandemia han estado constantes, y eso hace que el club blanco pueda permitirse pensar y plantearse grandes fichajes.

Sumados a los nombres encima de la mesa de Kylian Mbappé o Erling Haaland, el nuevo objetivo que se ha marcado Florentino Pérez ya tiene nombre y apellidos: Aurelien Tchouaméni.

Según informa Marca este martes, el centrocampista del Mónaco de 21 años es uno de los futbolistas a los que el Madrid sigue desde hace ya algún tiempo. La Nations League ha acabado de ponerle en el escaparate con la selección francesa, y en el club blanco estuvieron muy atentos a sus movimientos en el partido ante La Roja en la final del campeonato.

El mediocentro ha suplido con creces la baja de Kanté en el equipo de Deschamps y en el Bernabéu se busca a un perfil similar al de Casemiro para hacerle el relevo. Fichado por el Mónaco por 18 millones de euros en 2020, su precio actual se estima en unos 35.

De hecho, el Madrid, en Francia, ya pescó este verano a Eduardo Camavinga, del Rennes. Para el que viene, empezará a preparar el terreno el día 1 de enero con Mbappé y, haciendo hueco en la plantilla con nombres que tienen que salir como Marcelo, Bale o Isco, Tchouaméni sería el favorito para llegar.

El Madrid, en esta operación, tendrá grandes competidores, como la Juve, que se encuentra en medio de su 'plan renove' y también está fuertemente interesado en el mediocentro. Tal y como añade Marca, el Chelsea sería otro de los interesados que entrarían en la puja.