El futuro de Álvaro Morata está en el aire. El jugador del Atlético de Madrid está cedido en la Juventus de Turín, conjunto que se quiere quedar al delantero, pero no por el precio fijado por los españoles. Y es que se habría hablado de 35 millones de euros, además de los 20 ya pagados por las dos temporadas que ha estado en el equipo italiano.

Por eso, la fórmula de la Juve es la de ofrecer un jugador al Atlético. Este sería el estadounidense Weston McKennie, que entienden que tiene un valor similar a la del español. La razón de no querer pagar los 35 millones a los colchoneros es que los italianos prefieren gastar ese dinero en el mercado en un futbolista como Vlahovic o Icardi.

McKennie es un joven futbolista de 23 años que ocupa la demarcación de centrocampista y que no es un indiscutible en el conjunto italiano. En un principio los colchoneros no opinan que el jugador estadounidense tenga el mismo valor que Morata, por lo que no estarían de acuerdo con la operación propuesta.