El Real Madrid busca seguir puliendo su plantilla a la espera de firmar a Mbappé en el próximo mercado de verano, aunque Florentino Pérez no descarta hacer una ofensiva por el francés en el mes de enero. La renovación está en marcha, por lo que el presidente blanco empieza a elegir candidatos para reforzar a su equipo en un futuro a largo plazo. Sin embargo, el plan pasa por vender jugadores que ya no cuentan en los planes de Ancelotti.

En la lista de ventas que baraja el cuadro de Santiago Bernabéu está Isco Alarcón: futbolista que tuvo una fuerte irrupción como blanco pero con el paso de los años su figura se ha ido diluyendo. Pese a ello, sigue teniendo cartel tanto a nivel internacional como nacional, aunque su próximo destino parece estar en el extranjero. Una puerta para seguir estirando su trayectoria deportiva en la élite mundial.

De momento, Juventus y Newcastle son los más interesados en hacerse con los servicios del español con la finalidad de aumentar la calidad de sus respectivas filas. Además, el mediapunta vería con buenos ojos recalar tanto en un destino como en otro ya que le garantizan minutos, ya que ni Carlo Ancelotti, el entrenador que le dio galones en el Madrid, cuenta con él.