La llegada de Xavi Hernández al FC Barcelona ha supuesto un impulso anímico para casi toda la plantilla. El nuevo entrenador azulgrana ha espoleado al equipo, que desde su llegada aunque no hayan llegado victorias abultadas, las sensaciones sí que son bien diferentes a la ‘era Koeman’. Sin embargo no todo son alegrías en el primer equipo.

Xavi ha conseguido enganchar a algunos futbolistas e intenta recuperar a otros para la causa como es el caso de Coutinho. Pese a ello uno de los jugadores que pensaba que iba a tener más protagonismo tras su llegada por la idea de juego de Xavi, por ahora ha visto cómo sigue relegado en el banquillo.

Esta puede ser una nueva ‘patata caliente’ para Xavi y para Laporta. Riqui Puig solo ha jugado 12 minutos en los dos primeros partidos con el nuevo jefe del banquillo culé. El canterano ha visto cómo ya le han adelantado otros jugadores como Nico o Gavi en la rotación y todavía hay que esperar a Pedri, que está lesionando hasta 2022.

Así pues parece que la mejor opción para Riqui Puig y para el Barcelona es la de buscarle una salida en el próximo mercado de invierno para que pueda tener las oportunidades que de momento no está teniendo en el Camp Nou.