Mateu Alemany se encuentra en pleno viaje de trabajo en Mánchester. El director deportivo del Barça ha pasado el día en las instalaciones del City con vistas al próximo mercado de enero según publica SPORT. Sobre la mesa, varios nombres. El primero el de Raheem Sterling, que hace semanas ganó enteros como posible refuerzo blaugrana en invierno. Pero en las negociaciones entre Barça y City ha habido varios nombres en conversaciones por posibles fichajes.

El caso de Sterling ya se trató el pasado verano. El conjunto de Pep Guardiola estaba abierto a permitir una salida del extremo, y se trasladó la situación a Mateu Alemany. Desde Barcelona afirman que el jugador descartó el movimiento a última hora, y desde el entorno de Sterling explican que la propuesta blaugrana llegó demasiado tarde como para contemplar un cambio.

Ahora el caso es distinto. El gran escollo es que el Manchester City no contempla una cesión sin obligación de compra. Según SPORT, los celestes solo dejarían ir a Sterling en caso de que llegue un traspaso asegurado. Sea en forma de fichaje o de obligación de compra. Y esto complica la situación para el Barça.

Mateu Alemany deberá trabajar para saber si hay margen de maniobra en la operación. Sin embargo, los últimos dos partidos de Sterling han dejado grandes sensaciones. El inglés ha marcado dos goles en dos partidos y Guardiola elogió su rendimiento en rueda de prensa.