Luuk de Jong, un delantero que llegó al Barça de la mano de Ronald Koeman el pasado verano y que pese a las oportunidades que le dio su técnico compatriota se mostró inoperante, se ha convertido ahora en una de las principales dudas en el mercado de invierno del FC Barcelona.

Luuk de Jong pelea por un balón con Ansu en su primer entrenamiento con el Barça. FC Barcelona

El futbolista está cedido por el Sevilla y Mateu Alemany ha repetido en numerosas ocasiones que el futbolista sabía que no iba a tener oportunidades y que, pese a ser un gran profesional, había que buscar una solución a su situación. Sin embargo, ante la plaga de bajas que ha sufrido el Barça en las últimas semanas el técnico azulgrana ha tenido que alinearle y el futbolista de Países bajos ha respondido con tres goles en sus últimos tres partidos ante Mallorca, Granada y Real Madrid, al margen de con alguna acción especialmente estética como la chilena en la que estrelló la pelota en el travesaño ante los mallorquinistas.

Cuatro valiosos puntos

Gracias a esos tantos el equipo que dirige Xavi Hernández ha podido sumar cuatro valiosos puntos en LaLiga e incluso forzó la prórroga en la semifinal de la Supercopa ante el Real Madrid. Son datos que pueden cambiar la postura del club.

Si bien es cierto que la necesidad de hacer 'hueco' salarial ya no es tanta una vez ha sido inscrito Ferran (para lo cual han tenido que renovar a la baja a un jugador que también parecía defenestrado como es Umtiti), a nadie se le escapa que el Barcelona necesita soltar lastre de algún modo porque el estrecho corsé económico sigue apretando.