Eddie Howe, técnico del Newcastle, sin duda uno de los grandes agitadores de este mercado invernal, se ha pronunciado sobre la estrategia de fichajes de su club en esta ventana, que tiene como objetivo al futbolista del Sevilla, Diego Carlos:  "No estamos cerca de nadie más actualmente. El plantel que tenemos será el equipo que tenemos para jugar contra el Watford. Nosotros estamos mirando. Nos queda tiempo en la ventana y sabemos que debemos actuar rápidamente si queremos sumar más jugadores. Obviamente, todavía estamos activos en el mercado, pero no hay noticias inmediatas que darles en ese frente. Todo el mundo es muy consciente de que estamos en el mercado para cubrir ciertas posiciones y que la demanda hace subir el precio. No hay nada que podamos hacer al respecto. La ventana continúa sorprendiendo a todos, creo. Pero sólo tienes que vivir en ese mundo. Tenemos los jugadores necesarios que hemos identificado y que han logrado superar nuestros filtros. Estoy seguro de que el coste de esos jugadores es incómodo para todos; no se trata de casos individuales, sino que solo los precios de los jugadores de fútbol en general, pero ése es el mercado en el que estamos. Tienes que trazar una línea en ciertas situaciones y decir 'No, no vamos a pagar ese dinero'; de lo contrario, ¿a dónde va el juego? Va a un lugar incómodo, creo. Se trata del jugador individual y de juzgar cada situación según sus méritos individuales, y eso es lo que hemos tratado de hacer".

Sueldazo para el jugador

De sus palabras se desprende que el conjunto inglés está esperando a intentar abaratar el precio del futbolista, pero lo cierto es que el Newcastle necesita dos centrales antes de que se cierre este mes. Monchi, de momento, ya conoce las intenciones de su 'rival' y sigue señalando a los 75 millones que marca la cláusula y eso es otra opción que hace que el Newcastle puede cambiar su hoja de ruta ahora también para tratar de firmar al jugador.

Paralelamente están tratando de convencer a Diego Carlos para que presione. A falta de objetivos deportivos, ya que sólo puede aspirar a salvar la categoría en la Premier League, los británicos se han decantado por ofrecer dinero. Según aseguran los medios británicos, le han ofrecido un contrato con un sueldo semanal de unos 96.000 euros, lo que se traduciría en una cifra de más de cinco millones de euros anualesMucho más de lo que el Sevilla puede ofrecerle.