El entrenador del Barcelona, Xavi Hernández está siendo claro en sus comparecencias de prensa. El cuerpo técnico cree que la plantilla debe reforzarse este próximo mercado de verano y que debería tener todas las posiciones dobladas con jugadores competitivos, una situación que no se ha dado este curso con algunas demarcaciones evidenciando una importante brecha competitiva.

Uno de los roles que se quiere reforzar es la de medio centro de contención, ya que tiene a Sergio Busquets completamente solo y con 33 años. "Busquets no es eterno. Hay que tenerlo en cuenta de cara al futuro. No hay un perfil como el de Sergio en el equipo y debemos encontrar uno. Es importante que la planificación del equipo vaya por ahí. El Barça debe tener dos jugadores por posición. No tenemos algunas posiciones dobladas y es importante hacer una buena planificación", explicó el técnico de Terrassa, que fue muy específico con las necesidades barcelonistas para el curso entrante.

En la planificación de la que habló el preparador catalán hace ya varios meses que trabajan de juntos los técnicos y la dirección deportiva de la entidad y son tres los nombres que manejan en el Barça para contratar a un jugador que pueda ayudar y dar descanso a Sergio Busquets y también para crecer junto a él en la que podría ser su última temporada, pues acaba contrato el 30 de junio del 2023. Los candidatos son: Martín Zubimendi (Real Sociedad), Aurélien Tchouaméni (Monaco) y Rubén Neves (Wolverhampton).

Zubimendi, producto nacional

Martín Zubimendi es el perfil que más gusta al cuerpo técnico, que le ve como el jugador más parecido a Sergio Busquets. El donostiarra no ha dejado de crecer desde que debutó en la Real de la mano de Imanol Alguacil, que ha tutelado a este medio centro de 23 años que ha aprovechado en las últimas temporadas las lesiones de Asier Illarramendi para hacerse con el puesto de titular.

Indiscutible esta temporada para Imanol, sabe defender, pero también tiene un gran trato de balón y una gran salida desde atrás para armar los ataques de su equipo. El principal problema para el Barça es que tiene contrato hasta el 2025 y una cláusula de rescisión de 60 millones de euros.

Tchouaméni, competencia con el Madrid

También gusta mucho Tchouaméni. Pero no gusta solo al Barça. El medio centro del Mónaco agrada a media Europa. Con solo 22 años, está considerado uno de los medios centros del futuro. El internacional francés tiene decidido abandonar el Principado este verano y es también uno de los objetivos del Real Madrid, aunque parece que el interés del club blanco ha perdido fuelle en las últimas semanas ante el buen hacer de Camavinga. El PSG y equipos ingleses como el Liverpool aparecen también entre sus pretendientes. Su precio rondaría los 60 millones de euros.

Neves, la opción 'Premier'

El tercer nombre que aparece en la lista de medios centros con la que trabaja la dirección deportiva es el del portugués Rubén Neves. El jugador del Wolverhampton, de 25 años, quiere salir del equipo inglés y desde el club blaugrana se han movido ya para conocer su situación.

Su nombre ha estado siempre sobre la mesa en los encuentros que Joan Laporta ha tenido con el representante del futbolista, Jorge Mendes. Su precio de salida también rondaría los 60 millones de euros, aunque la buena relación de Mendes con el Wolverhampton podría facilitar las cosas.