El fichaje de Erling Haaland por el Manchester City puede provocar un importante ‘efecto dominó’ que podría desencadenar numerosas operaciones de alto nivel.

La primera gran operación sería en la propia entidad 'citizen' y, en principio, no tendría secuelas de gran renombre ya que es la que englobaría el traspaso de Gabriel Jesús al Arsenal. No obstante, hay otros clubes interesados entre los que encuentra el Atlético de Madrid.

Por otra parte, el fichaje de Erling Haaland por el Manchester City deja al Real Madrid sin plan B en el caso de que Kylian Mbappé renovase con el PSG. De esta manera, Florentino Pérez deberá centrar todos sus esfuerzos en fichar al delantero francés si no quiere que la afición ‘blanca’ sufra una doble decepción.

Por contra, la salida de Mbappé del PSG podría afectar directamente al FC Barcelona ya que el club parisino tiene entre sus opciones a Ousmane Dembélé para suplir la salida de su estrella.

Si todos estos movimientos se produjesen, el rumor surgido en Barcelona en las últimas semanas sobre la posibilidad de fichar a Robert Lewandowski podría convertirse en una opción real.

Eso supondría un problema para un Bayern Munich que podría quedarse sin su 'hombre gol'. El conjunto alemán, de producirse la marcha de Lewandowski, centrará sus esfuerzos en hacerse con uno de los candidatos actuales al Balón de Oro, el jugador del Liverpool Sadio Mané.

Una vacante que los ‘Reds’ cubrirían con la posible llegada de Christopher Nkunku, joven futbolista del RB Leipzig que acumula 34 goles y 16 asistencias esta temporada.