Acaba de comenzar, pero lo ha hecho con curvas. El mercado de fichajes en LaLiga ya está de regreso y lo hace con prisa. Ha sido cuestión de terminar los partidos y comenzar el baile de movimientos, y es que son muchos los equipos de la competición española con necesidad de cuadrar balances vendiendo antes del 30 de junio. Entre ellos también el Sevilla, que ya ha cerrado el traspaso de Diego Carlos al Aston Villa inglés por una cantidad inferior a la mitad de su cláusula de rescisión.

Sorprendió la cifra en Sevilla, pero la realidad es que a los 31-35 (dependiendo de variables) millones que dejará Diego Carlos en las arcas del Sánchez Pizjuán se han de sumar los próximos bombazos en forma de salida: Pueden ser Koundé y En-Nesyri.

Se avecina un verano de reestructuración en el Sevilla FC, empezando por Julen Lopetegui. Tiene contrato en vigor, pero su futuro está más en el aire que nunca y a la espera de ver qué sucede si llega algún grande con alguna buena oferta que satisfaga a todas las partes.

Habrá ventas, pero también se esperan fichajes en el Sevilla FC

Los fichajes también están al caer en el Sánchez Pizjuán. El mercado estival promete emociones fuertes y, en este sentido, adelanta Estadio Deportivo que Dembélé puede terminar en el Sevilla.

El delantero francés, propiedad del Olympique de Lyon, ha rebajado ya sus expectativas económicas y vuelve a estar en boca de media Europa. También de Monchi.

Cabe resaltar que Moussa Dembélé jugó hace un par de temporadas cedido en el Atlético de Madrid antes de regresar a Francia.

En el radar de Monchi durante muchos años

Moussa Dembélé es un futbolista que lleva siendo del agrado de Monchi muchos años. De hecho, el director deportivo del Sevilla FC no le ha perdido la pista desde que triunfó como goleador en el Celtic escocés después de salir de la cantera del PSG.

Cabe destacar que, además del Sevilla, tras el futbolista hay otros equipos como el Manchester United, el Arsenal o el Tottenham. El Lyon se remitió a los 33 millones de traspaso el pasado mercado de invernal, justo la misma cantidad que se le pidió al Atlético de Madrid en una opción de compra que nunca se ejerció desde el Wanda.