Florentino Pérez sigue recuperándose del golpe que supuso perder a Mbappé cuando lo tenía más que cerrado. El presidente blanco firmó a Tchouaméni para el centro del campo del Santiago Bernabéu y así aprovechar todo el talento que no le podrá proporcionar el jugador del PSG en el futuro. Sin embargo, podría verse nuevamente traicionado por una salida que coge forma de cara a 2023. No por la marcha, sino por el nuevo destino del futbolista.

Según ElNacional.cat, Jorge Mendes, nuevo representante de Marco Asensio, tiene previsto aguantar un año más al internacional en las filas de Carlo Ancelotti para, una vez finalice contrato, firmarlo en calidad de agente libre al FC Barcelona. Las relaciones entre el agente portugués y Joan Laporta son buenas y su llegada a la presidencia culé le abre una vía para reforzar a un club que está en una delicada situación económica.

En el caso de que Asensio firme por el Barça, el conjunto catalán cumplirá un viejo deseo y, de paso, se quitará una espina del pasado. En el verano de 2014, el extremo militaba en el Mallorca y lo tuvo hecho con el combinado catalán. Sin embargo, los bermellones quisieron los 4,5 millones que solicitó por su traspaso de una tajada y el Barcelona quiso abonarlos en dos plazos. Una postura por la que se retiraron de la puja y con la que entró posteriormente el Madrid, haciéndose con los servicios del jugador.